Banderas canadienses y chinas vistas antes de una reunión entre el primer ministro Justin Trudeau y el presidente chino Xi Jinping en la Pensión Estatal Diaoyutai en Beijing el 5 de diciembre de 2017. (Fred Dufour / The Associated Press)

Países extranjeros intentan influir en las elecciones federales canadienses

Share

Funcionarios de inteligencia canadienses vigilan de cerca a agentes extranjeros que intentan influir en las elecciones previstas en el mes próximo.

A diferencia de las amenazas en línea, esta involucra a actores extranjeros en el terreno, apuntando a miembros de la diáspora de grandes comunidades.

El radiodifusor público CBC reveló  que funcionarios canadienses están monitoreando  a agentes de dos países en particular.

Las cuentas automatizadas de Twitter, o cuentas ‘bot’, han sido culpadas por manipular y amplificar temas políticos en la plataforma de redes sociales. Pero los investigadores dicen que es difícil cuantificar su influencia. (Getty Images)

Algunos de los principales funcionarios del gobierno federal advirtieron que China e India intentan utilizar sus respectivas comunidades étnicas en Canadá para avanzar en sus propias agendas, había revelado el Globe and Mail a mediados del año.

La  información crítica se encontraba en un informe secreto preparado para los viceministros que asistieron a un retiro sobre seguridad nacional el año pasado.

También señalaba el desafío de evitar que los países extranjeros inicien «actividades de estado » contra Canadá.

Dichas acciones incluyen ataques cibernéticos, esfuerzos para difundir información errónea y el uso de comunidades de la diáspora, directa o indirectamente, para robar tecnología, influir en las elecciones y atacar la economía, la infraestructura y las instituciones democráticas de Canadá.

Titulado «Contrarrestar la actividad del Estado hostil: perspectiva canadiense» y fechado en marzo de 2018, el informe se centra ampliamente en los nuevos riesgos que enfrentan Canadá y sus socios de Five Eyes (Estados Unidos, Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda) desde el extranjero.

«Bajo la rúbrica » guerra híbrida o asimétrica o de información «, los Estados adversarios han aumentado el uso de plataformas secretas de inteligencia técnica y humana para avanzar en sus objetivos de seguridad, defensa, economía o política exterior», dice el informe.

Una sección menciona específicamente a los 1,8 millones de canadienses de ascendencia china y 1,2 millones de ascendencia india en el contexto de gobiernos extranjeros que intentan «trabajar directa e indirectamente para influir en las comunidades de la diáspora en todo el país».

Las diásporas en la mira

Una reunión de nominación de candidatura del partido liberal en la circunscripción de Don Valley North en la ciudad de Toronto atrajo recientemente una gran multitud en ese distrito electoral habitado por una gran comunidad sino-canadiense.

Pero las agencias de seguridad de Canadá temen que eventos como estos puedan atraer otro elemento: actores extranjeros.

Múltiples fuentes del gobierno y de inteligencia le manifestaron al radiodifusor  CBC que hay una gran preocupación sobre China e India en esta elección.

Temores de que puedan tratar de influir en las diásporas de las comunidades: votar por candidatos específicos con una visión más amigable de su país de origen.

Los participantes asisten a una reunión de nominación del partido en Winnipeg. Las fuentes le dijeron a CBC News que países extranjeros están tratando de ejercer influencia sobre la política federal canadiense asegurando las nominaciones de candidatos simpatizantes a sus causas. (Sarah Petz / CBC)

 «A veces buscan influencia, les gustaría influir en las políticas canadienses».

Ward Alcock es un ex director del Servicio de inteligencia canadiense, CSIS,  y ex viceministro de defensa nacional.

 “Conseguir que un miembro del parlamento favorable a China sea elegido probablemente signifique un gran triunfo para alguien «.

Las fuentes dicen que los agentes son funcionarios de inteligencia chinos e indios, que ocupan puestos  diplomáticos en embajadas y consulados en todo Canadá.

Pero principalmente en las provincias de Ontario y de Columbia Britanica,  zonas con grandes comunidades de chinos e indo canadienses.

Ward Alcock  calificó las tácticas empleadas por China e India como espionaje de la «vieja escuela».

«No es la nueva escuela de los rusos que utiliza internet para interferir en las elecciones de los Estados Unidos, es la antigua forma de intentar reclutar gente».

Esas fuentes que hablaron con CBC bajo condición de anonimato dijeron además que los servicios de inteligencia están monitoreando los esfuerzos de Pakistán, Arabia Saudita, Irán y Venezuela para influir en la campaña electoral, mientras que una unidad de inteligencia integrada ha estado dando a los partidos políticos informes quincenales sobre las actividades de los actores extranjeros en Canadá.

Canadá es un aliado clave para Estados Unidos y esa es una de las razones,  avanza CBC, por las cuales esos países intentan influir en las elecciones canadienses.

Irán y Arabia Saudita están enfrentados ahora debido a que Teherán fue acusado de un ataque el fin de semana contra instalaciones petroleras sauditas. Pakistán está enfrentado con India por la disputada región de Cachemira, mientras que Nicolás Maduro está bajo una fuerte presión internacional para renunciar como presidente de Venezuela.

Canadá ha atacado el historial de derechos humanos de Arabia Saudita en el pasado reciente y es parte del grupo de naciones que pide la renuncia de Maduro.

China y su objetivo político

Para China, lo que está en juego es grande. Después del arresto de la  ejecutiva de Huawei, Meng Wanzhou en Vancouver, China detuvo a dos canadienses, el ex diplomático Michael Kovrig y el empresario Michael Spavor, bajo sospecha de espiar en lo que se ve ampliamente como represalia por el arresto de Meng.

El primer ministro Justin Trudeau y el presidente chino, Xi Jinping, escuchan los comentarios de apertura en una sesión plenaria en la Cumbre del G20 en Osaka, Japón, el viernes 28 de junio de 2019. La relación entre Canadá y China se ha deteriorado desde diciembre. (Adrian Wyld / Prensa canadiense)

Recientemente el primer ministro Trudeau, en una reunión con periodistas del Toronto Star se había referido a ese hecho y dijo:

«Usar la detención arbitraria como herramienta para lograr objetivos políticos, internacionales o nacionales, es algo que preocupa no solo a Canadá sino a todos nuestros aliados, quienes han destacado que este no es un comportamiento aceptable en la comunidad internacional porque están todos preocupado por que China se involucre en el mismo tipo de tácticas de presión con ellos «.

Si bien el interés de Beijing en Canadá es anterior a esta disputa el estado actual de tensión ha aumentado las preocupaciones de las agencias de inteligencia canadienses sobre las próximas elecciones, dicen las fuentes.

Jessica Davis, presidenta de Insight Threat Intelligence y ex analista de CSIS, le dijo a CBC que los esfuerzos para influir en un electorado a través de agentes humanos han tenido resultados mixtos.

«A veces puede ser muy efectivo y los estados pueden poner mucho dinero detrás de un candidato en particular y potencialmente obtener el resultado que desean. Pero en otros casos, el electorado hace lo que quiere hacer y es muy difícil influir en eso».

Respecto a los objetivos de China,  podrían ser muy multifacéticos, dice ella.

«Diría probablemente que tratan de encontrar personas que tengan una perspectiva política pro China, que quieran promover lazos más cercanos con China. Pero también en el frente de la economía, buscando políticos que quieran promover lazos económicos más cercanos, beneficien o no a los canadienses».

Además de los esfuerzos para influir en las nominaciones de candidatos y parlamentarios electos, las fuentes que hablaron con CBC News dijeron que los oficiales de inteligencia chinos también están instando a los chino-canadienses a unirse a los partidos para ayudar a elegir parlamentarios pro-China.

Cameron Ortis compareció por primera vez en la corte en Ottawa el viernes. El dirigente civil de un equipo de inteligencia de la RCMP enfrenta varios cargos bajo la Ley de Seguridad de la Información. Era conocido por su experiencia en asuntos de Asia oriental, infraestructura crítica y el uso de «bots» en línea. Según su perfil de LinkedIn, Ortis habla mandarín. (Boceto de Laurie Foster-MacLeod para CBC News)

La delicada relación Canadá-India

Desde hace décadas, los gobiernos indios acusan a Canadá de tener una postura más bien suave con el movimiento por un Jalistán independiente, que exige un país separado para los sijs.

El primer ministro Justin Trudeau conversa con el primer ministro indio Narendra Modi durante su reunión bilateral en la cumbre del G20 en Hamburgo, Alemania, el viernes 7 de julio de 2017. (Ryan Remiorz / Canadian Press)

El tema se discutió cuando los primeros ministros Justin Trudeau y Narendra Modi se reunieron el año pasado durante el viaje de Trudeau a India a principios de 2018. Ese viaje se vio envuelto en controversia cuando se supo que Jaspal Atwal, condenado por tratar de asesinar a un ministro del gabinete indio en la provincia canadiense de Columbia Británica en 1986 – fue invitado a cenar con Trudeau en un evento formal organizado por el Alto Comisionado canadiense en Delhi.

A principios de este año, Canadá acordó eliminar una referencia al extremismo sij de un informe sobre terrorismo.

El Informe público de 2018 sobre la amenaza del terrorismo a Canadá había enumerado el extremismo sij como una de las cinco principales amenazas extremistas en Canadá, pero el texto fue cambiado por, «extremistas que apoyan medios violentos para establecer un estado independiente dentro de India».

Interferencia extranjera en elecciones difíciles de investigar

En una entrevista exclusiva con CBC, el Comisionado de Elecciones de Canadá, Yves Côté, dijo que no hay razón para creer que Canadá escapará al intento de intromisión en las elecciones de octubre como sí ha ocurrido durante las elecciones en los Estados Unidos o el Reino Unido.

Commissioner of Canada Elections Yves Côté says foreign interference in the election by another country could be hard to investigate and prosecute. (Elizabeth Thompson/CBC)

El mayor desafío, dijo, es que la  interferencia provenga del extranjero, en lugar de darse en territorio canadiense, como puede suceder con ciertas diásporas.

«La dificultad para nosotros sería llevar a cabo las investigaciones cuando la gente puede encontrarse  a miles de kilómetros de distancia en San Petersburgo o en Corea del Norte o en China e intentar obtener la información», explicó Côté.

«Entonces, en sí mismo, eso causaría un desafío significativo desde el punto de vista tecnológico. Para mí, ese es quizás el mayor signo de interrogación que existe en este momento».

Escuche

CBC-Ashley Burke- Elizabeth Thompson – Globe and Mail-Toronto Star-Gobierno de Canadá

Más información:

Presunto espía canadiense tenía acceso a información privilegiada

Canadá pide calma en Hong Kong, China acusa a Ottawa de interferir en asuntos internos

Arresto de ejecutiva de Huawei genera tensión entre Canadá y China

China confirma la detención de dos canadienses

Share
Categorías: Internacional, Política
Etiquetas: , , , , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia o en uno de los dos idiomas oficiales, inglés o francés. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*

Un comentario sobre “Países extranjeros intentan influir en las elecciones federales canadienses
  1. Avatar Rodrigo Vega-Gamarra y Cuervo dice:

    Es el «Talón de Aquiles» de nuestras democracias occidentales: la política laxa con el ingreso masivo e indiscriminado de inmigrantes, permite la infiltración de agentes adiestrados para liderar alteraciones en nuestros países.

    No todo extranjero que se nacionaliza siente igual lealtad con su nuevo país, que con su país de origen, y muchos de ellos traen misiones especificas contra Nuestra Civilización Occidental. Los principales países de Europa, América y Oceanía están infilitrados por agentes extranjeros.

    Nuestra propia democracia, mal entendida y mal empleada, esta faciitando esa invasión a nuestro espacio vital sin necesidad, por lo pronto, de la guerra. Países nenemigos de Occidente llevan adelante sus ambiciones geopolíticas infiltrando a sus coonacionales para sus planes de expansión. Con una quinta columna en cada país nuestro, la seguridad del Mundo Occidental está vulnerada

    Esos países han inciado «actividaes de estado» dentro de nuestros paises y ya tienen agentes suyos dentro de nuestros gobiernos, abogando por la ampliacion de la cobertura inmigratoria para asegurar, mediante el voto inmigrante, su poder dentro de los Estados de nuestros propios países.

    A ese ritmo, van a tomar todo el poder politico militar y económico sin necesidad de hacer un disparo o derramar una gota de sangre: una especie de transicion del poder a manos enemigas, consentida por nuetros propio sistema. De nada serviría tener buenos ejercitos y alinzas como la OTAN, si nuestros altos politicos son elegidos por los enemigos de Nustra Civilización, para gobernar contra nosotros.

    Al menos los Servicios de Inteligencia Candienses han entendido la magnitud del problema y el deseo malsano de China, India, etc. de debilitar politicamente a Canadá como aliado de los Estados Unidos.