Líder conservador Andrew Scheer Foto: Radio-Canadá / Louis Blouin

Los conservadores reducirían fuertemente la ayuda internacional de Canadá

Si el líder conservador Andrew Scheer es elegido primer ministro el 21 de octubre recortaría la ayuda canadiense a países extranjeros, como Irán, Corea del Norte y Rusia, reduciría la ayuda a los refugiados palestinos y a las Naciones Unidas, y aumentaría su ayuda a Ucrania.

Todo eso dice, para pagar sus promesas de campaña a los canadienses.

“Las cantidades recortadas son las que actualmente se pagan a los regímenes corruptos y a los países de ingresos medios y altos », dijo Scheer, en la ciudad de Toronto.

Él dice que el dinero ahorrado se usará para pagar recortes de impuestos o créditos fiscales para los canadienses. «Es nuestra prioridad en estas elecciones: mejorar la vida de los canadienses», dice.

Otros $ 700 millones al año en asistencia internacional se redirigirían a los países que más lo necesitan, como los del África subsahariana, Haití y Afganistán.

Los conservadores lamentan el hecho de que la política actual de ayuda exterior ofrece asistencia a países abiertamente hostiles a los intereses canadienses, como Irán, Corea del Norte y Rusia.

Un gobierno de Scheer también reduciría los suministros a la Agencia de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas (UNRWA), que ayuda a los refugiados palestinos en el Medio Oriente.

Sin embargo, Canadá con Trudeau  a la cabeza, está proporcionando $ 50 millones durante dos años a la agencia de la ONU para los refugiados palestinos en el Medio Oriente.

El nuevo financiamiento anunciado por Ottawa el año pasado se destinó a apoyar los esfuerzos de salud y educación de la Agencia de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS).

La administración estadounidense de Donald Trump también dejó de financiar esta organización el año pasado.

Un hombre lleva sacos de harina con el logotipo de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos, UNRWA, el 11 de febrero de 2018, en un campo de refugiados en Khan Younis, Franja de Gaza.
Foto: Getty Images / Said Khatib

El gasto de ayuda internacional de Canadá es de aproximadamente el 0,27 por ciento del producto interno bruto (PIB), muy por debajo del objetivo del 0,7 por ciento establecido por las Naciones Unidas (ONU).

Scheer dice que su objetivo no es ganar el apoyo de las Naciones Unidas, sino ayudar primero a los canadienses. No cree que su enfoque afectará los esfuerzos de Canadá para asegurar un asiento en el Consejo de Seguridad de la ONU.

No se trata de rendirse, sino de cómo lo lograremos. No quiero gastar dinero en un asiento [en el Consejo de Seguridad].

-Andrew Scheer, líder del Partido Conservador de Canadá

Finalmente el líder conservador dijo que fortalecería el compromiso de Canadá con sus aliados tradicionales, incluidos la OTAN y NORAD.

Y que esperaba ofrecer ayuda militar y no militar adicional a Ucrania, donde el gobierno está comprometido en una lucha con los separatistas pro-rusos respaldados por Moscú.

El líder conservador detalló su plan de política exterior en Toronto, donde debía celebrarse el debate del Instituto Munk sobre el mismo tema el martes por la noche.

Este debate finalmente se canceló porque el líder liberal Justin Trudeau se negó a participar.

Los candidatos líderes se reunirán por primera vez el miércoles por la noche durante un debate en francés organizado por TVA.

La presse canadienne-Radio Canadá

Categorías: Economía, Internacional, Política
Etiquetas: , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.