El atún rojo no es el único que preocupa a los científicos. FOTO: PRENSA ASOCIADA / CHRIS PARK

Pesca del atún alcanza nivel crítico según investigadores canadienses

La sobrepesca es uno de los problemas más acuciantes que padecen los océanos. Porque no solo pone en riesgo la supervivencia de muchas especies animales, sino también la de los ecosistemas donde viven.

La sobrepesca, entendida como la situación en que se capturan tantos ejemplares de una especie marina que resulta imposible la repoblación, no es un fenómeno nuevo, si bien con el desarrollo de la pesca industrial, en la segunda mitad del siglo XX, se convirtió en un cuestión global de gran magnitud.

Es por eso que hoy preocupa sobremanera la sobrepesca del atún.

Sushi cortado con un cuchillo japonés
FOTO: ISTOCK

Desde rollos de sushi hasta sándwiches, el atún se encuentra entre los peces favoritos del mundo. ¿Pero son sostenibles los hábitos actuales de pesca de atún?

Probablemente no, según una nueva base de datos global de capturas de atún creada por investigadores de la Universidad de Columbia Británica y la Universidad de Australia Occidental.

En un estudio publicado en Fisheries Research, los científicos de la iniciativa Sea Around Us descubrieron que las capturas mundiales de atún aumentaron más del 1,000 por ciento en las últimas seis décadas, impulsadas por una expansión masiva de la pesca industrial.

A la investigadora Angie Coulter le preocupa la sobrepesca. Ahora se pesca el atún donde sea posible y ya no hay la capacidad de expandirnos a nuevas áreas. Por lo tanto, advierte ella, existe un alto riesgo de sobreexplotación de varias poblaciones de atunes.

Angie Coulter cree que es difícil predecir cuándo la pesca industrial llegará al punto de no retorno, ya que los científicos carecen de una recopilación de datos independiente.

“Al combinar conjuntos de datos existentes desde 1950, se pudo crear una imagen completa de la evolución y el estado actual de esta pesquería que moviliza miles de millones de dólares en todo el mundo, alimenta a millones y afecta áreas que comparten todos los países, «dijo Coulter.

Descubrieron que el barrilete y el aleta amarilla son las especies de atún más comúnmente capturadas, con capturas combinadas de cuatro millones de toneladas por año en los últimos años.

Mientras que las capturas del atún rojo favorito del sushi han disminuido considerablemente desde mediados del siglo XX, y las especies ahora se consideran en peligro crítico.

Atún en el mercado de pescado de Tsukiji en Japón. Foto de Humanoid one, Wikimedia Commons.

Los tiburones azules incluyeron casi el 23 por ciento de los «otros» peces capturados durante las actividades de pesca, y también son una especie en riesgo.

«A diferencia del atún, los tiburones tardan muchos años en madurar y no producen muchas crías», dijo Coulter. «Esto hace que sus poblaciones sean particularmente vulnerables a estas presiones pesqueras. Y la peor parte es que estos tiburones no pueden comer carne. Tienen su fin y son arrojados por la borda como descartes «.

El estudio estima que 5,7 millones de toneladas de diferentes especies fueron descartadas entre 1950 y 2016 solo en el Océano Pacífico.

Radio Canadá-See Around Us

Más información:

Sobrepesca: científicos recomiendan identificación automática de todos los barcos que navegan

Esclavitud moderna y sobrepesca en las profundidades marinas

Categorías: Medioambiente, Vida animal
Etiquetas: , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.