Los descubrimientos de la profesora Maritza Jaramillo y su equipo podrían lograr avances importantes en la lucha contra la Toxoplasmosis, una enfermedad que afecta a millones de personas en el mundo, particularmente en América Latina, África y en el Lejano Norte canadiense. (Foto: Julie Robert / INRS)

Guerra a los parásitos: investigadora colombiana-canadiense hace descubrimiento

Share

El laboratorio de la investigadora Maritza Jaramillo es el primero en descubrir la manera precisa en que los parásitos crecen, se multiplican y se diseminan dentro de los organismos donde se instalan. 

Estudiando específicamente el parásito toxoplasma gondii, la doctora Jaramillo y su equipo del Instituto Canadiense de Investigación Científica descubrieron que es a través de la producción de proteínas que se transmite la enfermedad dentro de los organismos huéspedes.

Con esa información precisa, los investigadores canadienses creen que lograrán avances contra la Toxoplasmosis, una enfermedad que afecta a millones de personas en el mundo, particularmente en América Latina, África y en el Lejano Norte canadiense.

Escuche a la doctora Maritza Jaramillo explicar los alcances del descubrimiento: 

Célula humana infectada con una cepa transgénica de Toxoplasma gondii (T. gondii) que expresa una proteína fluorescente (punto blanco brillante); esto permite estudiar la infección parasitaria mediante microscopía de fluorescencia. Los parásitos de T. gondii (formas alargadas y oscuras) se multiplican dentro de la vacuola en la que viven. (Imagen: INRS)

Transmisión de la madre al bebé

Es principalmente la transmisión del parásito de la madre al bebé lo que se examina bajo el microscopio en el laboratorio de la profesora Jaramillo.

Las mujeres embarazadas que contraen toxoplasmosis pueden transmitir el parásito al feto a través de la placenta, se le conoce a ésto como toxoplasmosis congénita. En este caso, la infección por el T. gondii puede provocar un aborto espontáneo, nacimientos prematuros o defectos congénitos graves como ceguera, hidrocefalia o retraso mental.

Sin embargo, los médicos y los científicos todavía no saben cómo prevenir la transmisión al feto.

Se estima que un tercio de la población mundial está infectada con T. gondii y que más del 90% de las mujeres en edad fértil corren el riesgo de contraer toxoplasmosis.

La investigadora recuerda que, desafortunadamente, todavía no existen vacunas eficaces contra la toxoplasmosis y los tratamientos disponibles a menudo tienen efectos adversos sobre el feto (malformaciones, etc.)

(Foto: ©iStock/damircudic)

La prevalencia de la infección por T. gondii puede ser muy alta en algunos países de América del Sur, África o Europa, dice la profesora Jaramillo.

En el Lejano Norte de Canadá, especialmente entre las Primeras Naciones, se observan tasas de prevalencia de hasta el 60%. Se las atribuye al consumo de carne cruda infectada, como de belugas y renos que forman parte de la alimentación tradicional de las poblaciones inuit de la región.

Le preguntamos a la profesora Jaramillo, a largo plazo ¿de qué manera esta investigación contribuirá al control de la enfermedad? Ella cree que si ella y su equipo logran controlar el proceso de producción de proteínas de las que se sirve el parásito para proliferar, será más fácil controlarla.

Escuche:

Trabajar con su alma mater, la Universidad Nacional de Colombia

Originaria de Colombia, un país donde la toxoplasmosis congénita es un problema de salud importante, la profesora Maritza Jaramillo siempre soñó con colaborar con la universidad que le dio su primera formación en biología. Hoy, espera utilizar sus conocimientos para ayudar a sus paisanos a luchar contra este parásito.

Recientemente entró en contacto con antiguos colegas de la Universidad Nacional de Colombia para crear una colaboración con ellos.

La profesora Jaramillo también desea facilitar los intercambios entre las ramas de la Universidad Nacional de Colombia y Instituto Canadiense de Investigación Científica para que los estudiantes colombianos puedan venir a estudiar con ella y sus colegas del Instituto.

Escuche:

La profesora Maritza Jaramillo y sus investigadores asociados, Louis Philippe Leroux (izq.) y Visnú Chaparro. (Foto: ©Julie Robert / INRS)

El futuro

El equipo de la profesora Jaramillo acaba de recibir 700,000 en subvención por parte de los Institutos Canadienses de la Investigación en Salud (Instituts canadiens de la recherche en santé du Canada) para estudiar los mecanismos moleculares subyacentes de esta transmisión y observar lo que está sucediendo en la placenta.

Para llevar a cabo este proyecto, los investigadores utilizarán células placentarias humanas, llamadas los trofoblastos, que son esenciales para la implantación y el desarrollo embrionario fetal. El procedimiento consistirá en infectar  las células con el parásito T. gondii y observar los cambios que ocurren en la estabilidad y traducción de la molécula ARN. 

Gracias a una colaboración con el Hospital de Niños de Montreal – CHU Sainte-Justine y la Université de Montréal, el laboratorio también tendrá acceso a muestras de placenta de mujeres embarazadas infectadas con T.gondii para comprobar si lo que observan en el laboratorio también ocurre en personas infectadas.

Para escuchar la entrevista completa con Maritza Jaramillo: 

(Foto: INRS)
Share
Categorías: Internacional, Salud, Sociedad
Etiquetas:

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiqueta”.

Netiqueta
Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La «netiqueta» es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia o en uno de los dos idiomas oficiales, inglés o francés. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiqueta”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiqueta) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*