Los investigadores de la Universidad de Toronto descubrieron que no solo la cantidad de vehículos marca una diferencia: un pequeño corredor de camiones en Vancouver tenía niveles de contaminación similares a los de la autopista 401 en Toronto, a pesar de que transporta 10 veces más vehículos. (Ben Margot/The Associated Press)

Seria contaminación del aire en rutas canadienses, investigación de Toronto

«El escape diesel es un carcinógeno humano. Y las concentraciones de exposición al escape de diesel que vimos me sorprendieron. Definitivamente son demasiado altas para el público».

– Greg Evans, director del Centro de Ontario para la Investigación de Aerosol Atmosférico en la Universidad de Toronto

La contaminación está matando a miles de personas todos los días en todo el mundo. Ciudades de Asia y Europa han tenido que cerrar fábricas y detener el tráfico para gestionar eventos graves  de contaminación cuando el aire se considera inseguro para las personas que viven allí.

La contaminación del aire es un factor de riesgo significativo en todas partes, incluso en lugares que consideramos «seguros», como Canadá.

Alrededor del 30 por ciento de los canadienses viven a menos de 250 metros de una carretera principal. Eso incluye a la mitad de los residentes de Toronto, como los que viven en este condominio con vista a la autopista Gardiner. (Craig Chivers / CBC)

Los avances tecnológicos que miden mejor los contaminantes

Un tercio de los canadienses vive cerca de las carreteras principales, a no más de 250 metros,  y, por lo tanto, están potencialmente expuestos a las emisiones contaminantes del aire producidas por el tráfico de vehículos.

Este dato es parte de una investigación de la Universidad de Toronto  realizada entre 2015 y 2017 con seis estaciones de monitoreo en las ciudades de Vancouver, Columbia Británica y Toronto, Ontario.

Lo menos que se puede decir es que las conclusiones del estudio representan un motivo de preocupación para la salud.

la ciudad de Toronto. Foto: Nature of Things

Otro dato revelado a tomar en cuenta para este país nórdico: el frío aumenta las concentraciones de contaminantes.

Greg Evans de la Universidad de Toronto, ha estado estudiando la contaminación del aire durante décadas.

En sus inicios, la mayoría de las mediciones de contaminación del aire se tomaron con equipos grandes y costosos, desde un número limitado de ubicaciones fijas. Pero cuando la Universidad de Toronto creó un laboratorio móvil en una furgoneta cúbica, aumentó la capacidad de medición y la calidad variable del aire alrededor de la ciudad se hizo más evidente.

El estudio publicado esta semana, dirigido por Evans aprovechó de esas tecnologías para producir el informe que revela el preocupante estado de la contaminación del aire alrededor de las carreteras y autopistas en los principales centros urbanos canadienses.

Greg Evans, director del Centro de Ontario para la Investigación de Aerosol Atmosférico en la Universidad de Toronto

Otro dato importante.

Más canadienses mueren por la contaminación del aire que por los accidentes en la ruta por año.

-Greg Evans

Cómo contaminan los vehículos

Los vehículos emiten una mezcla compleja de contaminantes del aire que pueden alcanzar áreas amplias alrededor de carreteras transitadas. Es por esa razón que el monitoreo de la contaminación del aire cerca de la carretera es necesario para evaluar el alcance y los posibles impactos en la salud resultante de la exposición al mismo señala el informe.

Los camiones diesel altamente contaminantes son responsables de una contribución desproporcionada y representan la principal fuente de contaminantes clave como los óxidos de nitrógeno y el carbono negro.

Los datos de estos contaminantes indican que puede ocurrir una exposición excesiva al escape de diesel cerca de carreteras debido a una proporción significativa de tráfico de camiones.

El informe hace la distinción entre los grandes camiones diésel que están equipados con sistemas de tratamiento de emisiones que funcionan bien y los camiones contaminantes mal equipados.

Jean-Pierre Charland trabaja para Medio Ambiente y Cambio Climático en Canadá. También es responsable federal por el Programa Nacional de Vigilancia de la Contaminación Atmosférica.

La circulación automovilística más contaminante se produce temprano por la mañana a la hora picoseñala. A título de ejemplo dice, hay concentraciones de dióxido de azote que sobrepasan incluso las normas que entrarán en vigor en Canadá en el 2020 según las medidas tomadas en la ruta 401 en Toronto.

“Este estudio revela nuevos datos científicos que van a permitir a todos los diferentes niveles de gobierno iniciar ejercicios de reflexión para un examen de pistas de solución a partir de ese informe exhaustivo.”

Vista del aire de una zona de Toronto. Foto: Nature of Things

Sobre la contaminación automovilística Jean-Pierre Charland destaca que:

“Se hicieron progresos en los últimos decenios. Si observamos el tipo de camión que se utilizaba en los años 60 se implementaron políticas coronadas de éxito cuya mejora del aire se tradujo en un 90%. Pero ahora tenemos que considerar otros factores. Por ejemplo el aumento de la densidad de la circulación, el número de vehículos en las rutas, el hecho de que la gente conduce cada vez más lejos, y todo eso puesto junto anula en parte esos progresos logrados anteriormente.”

Y los autores del estudio tomaron en consideración también las partículas que emergen del desgaste de los frenos y neumáticos de este tipo de vehículos.

Las emisiones «sin tubo de escape», es decir, el polvo rico en metales de los neumáticos y el desgaste de los frenos, aumentaron en dos años. Eso se atribuye a la creciente popularidad de los SUV y camionetas, que causan más desgaste de neumáticos y frenos porque son más pesados

Los inviernos fríos de Canadá aumentan la contaminación

Vehículos en la autopista 13 sur, en el oeste de Montreal, después de una intensa tormenta de invierno. Foto: Radio-Canadá / Simon-Marc Charron

Las concentraciones de partículas ultrafinas, por ejemplo, son más altas en invierno.

Las emisiones, especialmente de óxidos de nitrógeno, fueron mucho peores en invierno. Evans dijo que eso se debe a que los sistemas de vehículos diseñados para reducir esas emisiones, como los convertidores catalíticos «realmente no están diseñados para el clima canadiense» y funcionan mal en temperaturas frías.

Lo que sugiere que los sistemas de control de emisiones para vehículos diesel pueden no funcionar bien a bajas temperaturas.

-informe Universidad de Toronto

El estudio fue un piloto que muestra cómo hacer este tipo de monitoreo y qué tipo de información se puede obtener de él, dijo Evans. Y espera que conduzca a una red más grande y permanente de estaciones de monitoreo de la contaminación del aire que incluya a otras provincias.

Ya se ha establecido una nueva estación en la ciudad de Quebec, y se están considerando otras para Montreal y Edmonton, en Alberta.

La investigación de la Universidad de Toronto  se realizó en colaboración con Medio Ambiente y Cambio Climático de Canadá, el Gobierno de Ontario y la Ciudad de Vancouver.

Datos de la OMS

La contaminación del aire representa un importante riesgo medioambiental para la salud, bien sea en los países desarrollados o en los países en desarrollo.
Se estima que la contaminación ambiental del aire, tanto en las ciudades como en las zonas rurales, fue causa de 4,2 millones de muertes prematuras en todo el mundo por año; esta mortalidad se debe a la exposición a partículas pequeñas de 2,5 micrones o menos de diámetro (PM2.5), que causan enfermedades cardiovasculares y respiratorias, y cáncer.

Datos y cifras de la OMS

  • La contaminación del aire representa un importante riesgo medioambiental para la salud. Mediante la disminución de los niveles de contaminación del aire los países pueden reducir la carga de morbilidad derivada de accidentes cerebrovasculares, cánceres de pulmón y neumopatías crónicas y agudas, entre ellas el asma.
  • Cuanto más bajos sean los niveles de contaminación del aire mejor será la salud cardiovascular y respiratoria de la población, tanto a largo como a corto plazo.
  • Las Directrices de la OMS sobre la Calidad del Aire ofrecen una evaluación de los efectos sanitarios derivados de la contaminación del aire, así como de los niveles de contaminación perjudiciales para la salud.
  • En 2016, el 91% de la población vivía en lugares donde no se respetaban las Directrices de la OMS sobre la calidad del aire.
  • Según estimaciones de 2016, la contaminación atmosférica en las ciudades y zonas rurales de todo el mundo provoca cada año 4,2 millones de defunciones prematuras.
  • Un 91% de esas defunciones prematuras se producen en países de bajos y medianos ingresos, y las mayores tasas de morbilidad se registran en las regiones de Asia Sudoriental y el Pacífico Occidental de la OMS.
  • Las políticas y las inversiones de apoyo a medios de transporte menos contaminantes, viviendas energéticamente eficientes, generación de electricidad y mejor gestión de residuos industriales y municipales permitirían reducir importantes fuentes de contaminación del aire en las ciudades.
  • Además de la contaminación del aire exterior, el humo en interiores representa un grave riesgo sanitario para unos 3000 millones de personas que cocinan y calientan sus hogares con combustibles de biomasa y carbón.

Radio Canadá-CBC-Nature of Things- Universidad de Toronto-OMS

Jean-Pierre Charland fue entrevistado por Sophie-Andrée Blondin

Categorías: Medioambiente y vida animal, Salud
Etiquetas: , , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.