(Photo : Caroline Perron Photographies)

Canadá celebra los 100 años de la radiodifusión: un hecho histórico

Share

Considerada una revolución social, ese hecho histórico tuvo lugar en Montreal a fines de 1919, cuando ocurrió la primera trasmisión radial que llevó a la creación de la primera estación de radio canadiense. A partir de ese momento los canadienses se conectaron entre ellos y con el mundo.

El inicio de la radiodifusión fue muy importante para Canadá y para los diferentes grupos que componían la sociedad. Por ejemplo, permitió a las mujeres expresarse sobre el derecho al voto. También le permitió a la población estar más informada e inmediatamente, porque antes solo existía el periódico. Fue muy importante para la democracia del país.

– Alain Dufour Presidente de la Sociedad quebequense de coleccionistas de radios antiguas (SQCRA)

Foto: Caroline Perron

Foto: Caroline Perron

La sociedad de coleccionistas de radio de Quebec (SQCRA) y el Museo de las ondas Emile Berliner (MOEB) presentaron esta semana la programación de actividades que destacarán, entre noviembre de 2019 y octubre de 2020, el centenario de la transmisión civil en Canadá.

La presentación tuvo lugar en presencia de muchos actores asociados al evento, entre ellos el Centro de Historia de Montreal, Patrimonio Canadá, École de technologie supérieure y Ultra Electronics TCS.

De izquierda a derecha: Alain Dufour, presidente de la Société québécoise des collecteurs de radios anciens (SQCRA); David Dousset, investigador asociado en el Departamento de Ingeniería Eléctrica; Anja Borck, Directora General del Museo Emile Berliner Wave; Denis Couillard, Director, Estrategias gubernamentales en Ultra-Electronics TCS; Viviane Lalande, graduada de Polytechnique, extensión científica y coordinadora de la exposición Broadcasting: 100 años de historia y tecnología; Jean-Jacques Laurin, Profesor, Departamento de Ingeniería Eléctrica; Michèle Thibodeau-DeGuire, directora y presidenta de la junta directiva de Polytechnique Montréal. (Foto: Caroline Perron)

La historia

“Ocurrió después de la Primera Guerra y los ingenieros pudieron utilizar la tecnología que se había desarrollado durante la guerra para transmisiones civiles.  La primera vez que se realizó una transmisión experimental  fue en diciembre de 1919 donde hubo intercambio de conversación entre los que emitían unas palabras y otros, desde lugares mes lejanos, que confirmaban su recepción”.

En efecto, fue en Montreal, a fines de 1919, que la primera estación de radio canadiense (XWA) entró oficialmente en funcionamiento. En ese momento solo se podía escucharla unas pocas horas al día y con baja calidad de audio en comparación con los estándares actuales. Pero ese hecho cambió profundamente la vida de las mujeres y hombres canadienses.

A la estación canadiense XWA se le otorgó la primera licencia de transmisión el día 1 de diciembre, en 1919.  Las letras XWA significaban «aparato inalámbrico experimental».

Modelo de la estación de radio FADA Seven de la década de 1920 que tiene su propia antena retráctil. Foto:Radio Canadá / Isabelle Gobeil

De repente, y por primera vez, los canadienses que vivían en zonas remotas y  más aisladas podían recibir información de lo que ocurría en el resto del mundo. El entusiasmo de la población por ese nuevo medio marcó  el comienzo de una revolución social acompañada  de avances tecnológicos que nos llevaron a la radiodifusión de hoy.

Alain Dufour cuenta que la estación XWA  estaba instalada en la calle  William en Montreal y que comenzó a transmitir experimentalmente en diciembre de 1919.  En aquel momento perteneció a la compañía Marconi Wireless Telegraph Co de Canadá, recuerda el presidente de la SQCRA.

“Los experimentos fueron hasta inicios del mes de mayo de 1920 y el 20 de mayo fue la primera transmisión entre Montreal y Ottawa durante un congreso de científicos de la Royal Society of Canada. Fue un hecho importante que tuvo gran difusión en los periódicos de la época. Aunque fue algo de corta duración la gente se impresionó mucho por ese hecho que marcó historia”.

Las celebraciones

La celebración del centenario de las primeras transmisiones tiene como objetivo reconocer el papel principal de la radio en la democratización de la información y la cultura.

Y eso es lo que proponen hacer descubrir al público canadiense la sociedad de coleccionistas de radio de Quebec (SQCRA) y el Museo Emile Berliner Wave (MOEB) a través de la organización de diversas actividades que destaquen ese centenario.

Para comenzar, Alain Dufour señala a la Polytechnique Montréal, una escuela de ingeniería afiliada a la Universidad de Montréal que está presentando la exposición Radiodifusión, 100 años de historia y tecnologías que se puede ver del 10 al 16 de noviembre.

Alain Dufour Presidente de la Sociedad quebequense de coleccionistas de radios antiguas. Foto; Caroline Perro

Presentamos unos 60 objetos de radios antiguas de los años 20 hasta mediados de los 70. Algunas con válvulas, otras con transistores.

Para los interesados en visitar las exposiciones y diversas actividades, ver aquí.

Escuche

Esto y más en la entrevista de Leonora Chapman con Alain Dufour Presidente de la Sociedad quebequense de coleccionistas de radios antiguas (SQCRA) y miembro de la Junta Directiva del Museo de las ondas Emile Berliner.

Share
Categorías: Historia, Internet y tecnología, Sociedad
Etiquetas: , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiqueta”.

Netiqueta
Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La «netiqueta» es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia o en uno de los dos idiomas oficiales, inglés o francés. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiqueta”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiqueta) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*