El Estadio Olímpico, en el centro de Montreal, sin nieve en pleno diciembre. Foto: Luis Laborda.

El sur de Quebec no tendrá una Navidad blanca

Los habitantes del sur de la provincia de Quebec se aprestan a vivir una Navidad atípica.

Más allá de los pronósticos meteorológicos y de las previsiones de los expertos en cuestiones climáticas, la celebración se llevará a cabo en esta ocasión en medio de una ausencia casi total de nieve.

Las altas temperaturas, comparadas con las que son consideradas normales para esta época del año, que el lunes 23 de diciembre en algunos casos variaron entre 7 y 9 grados sobre cero, derritieron la poca nieve que había caído en los últimos días, dejando a la vista el césped de jardines y parques, los senderos de entrada a las viviendas, las aceras y los techos de las edificaciones comercios, generalmente teñidos de blanco por estos días.

El césped, verde y rozagante en vísperas de Navidad. Foto: Luis Laborda.

Al contrario de lo que ocurre en el Hemisferio Sur, una buena parte de los países que se ubican al norte del Ecuador están acostumbrados a celebrar la Navidad con un grueso manto de nieve y temperaturas de varios grados bajo cero.

Pero esta vez, los residentes del sur quebequense tendrán que sobreponerse a la desilusión de no contar con el paisaje habitual.

La agencia canadiense del clima no prevé ninguna precipitación en las próximas horas y, por el contrario, para algunas zonas como Montreal y el Gran Montreal se espera una jornada soleada y con el mercurio apenas por debajo de cero grado.

Otras zonas de la provincia, como la Gaspésie, Bas-Saint-Laurent y la Côte-Nord, por ejemplo, podrían presentar un escenario más acorde con las condiciones climáticas normales para la época.

Otros sectores, como Matane y Gaspé podrían recibir nevadas por momentos incluso intensas que, combinadas con el viento, harían difícil la visibilidad, tornando peligrosas las condiciones de manejo de los vehículos.

El estacionamiento de Radio-Canada, libre de nieve por varios días más. Foto: Luis Laborda.

En circunstancias normales, con tormentas invernales en desarrollo y el pavimento resbaladizo por efecto del hielo acumulado sobre el mismo, los días festivos como Navidad registran un aumento considerable de los accidentes de tránsito.

El consumo de alcohol agrava los riesgos, aunque las restricciones al consumo impuestas por la ley llevan a muchas personas a abstenerse de la ingesta de bebidas alcohólicas.

Un servicio de traslados conocido como “Nez Rouge” (Nariz Roja), ofrece a las personas que quieran consumir alcohol conducirlas en su propio vehículo de vuelta a su hogar, para evitar los peligros que implica colocarse frente al volante cuando se está alcoholizado.

Según los pronosticadores, las condiciones climáticas podrían cambiar hacia el 27 de diciembre, cuando una nevada de varios centímetros podría caer sobre el centro y este de la provincia.

Categorías: Medioambiente, Sociedad
Etiquetas: , , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.