Según el ministro del Medioambiente, Benoit Charette, el régimen de autorización medioambiental no ha sido actualizado desde el 1972. FOTO : RADIO-CANADA / SYLVAIN ROY ROUSSEL

El gobierno de Quebec «simplifica» su política sobre el medioambiente

El gobierno provincial de Quebec cuenta eximir varias actividades mineras, agrícolas e industriales de la obtención de un certificado ecológico para simplificar y acelerar el proceso de evaluación de los impactos sobre el medioambiente.

Según el comunicado de prensa del Ministerio del Medioambiente, el nuevo régimen de autorización medioambiental será «más simple, más claro y más previsible» para los municipios, los agricultores y los empresarios que denuncian desde hace años la complejidad administrativa del proceso que puede conllevar a una espera de hasta 18 meses.

Para solucionar este problema, el gobierno piensa retirar la obligación de obtener un certificado de evaluación por toda la categoría de proyectos cuyos impactos sobre el medio ambiente son considerados como insignificantes, por ejemplo, los trabajos para conectar una casa al acueducto local o mover los postes de la cerca de una finca.

Si esta regulación es adoptada, aproximadamente 50 actividades juzgadas de «bajo riesgo» para el medioambiente podrían beneficiar de un proceso de evaluación simplificado, mientras que 130 otras actividades dichas de «riesgo insignificantes» no necesitarían una autorización medioambiental de ahora para adelante.

Esta modernización del régimen de autorización medioambiental se esperaba desde hace mucho tiempo pues no había sido actualizado desde el 1972. La sociedad quebequense evolucionó, tanto en el plan tecnológico, como económico y social desde aquella época.

– Benoit Charette, ministro del Medioambiente y de la Lucha contra los Cambios Climáticos.

Las 27 proposiciones del gobierno, publicadas en la Gaceta oficial de Quebec, permitirían reducir de 30% las solicitudes de certificado de autorización medioambiental que son presentadas todos los años al ministerio del Medioambiente.

Cada año el ministerio recibe más de 5.000 solicitudes, lo que es demasiado según el gobierno de François Legault.

Este nuevo planteamiento, fundado sobre el nivel de riesgo medioambiental, responsabiliza más los iniciadores de proyectos de protección del medioambiente.

-Extracto del comunicado de prensa del Ministerio del Medioambiente

El ministro Benoit Charette quiere reducir los plazos de espera y el proceso de evaluación que frena la realización de cierto proyecto por la complejidad administrativa.

Más recursos para proyectos más contaminantes

El ministro espera también poder consagrar más recursos de evaluación a los proyectos más contaminantes para que estas sean hechas rápidamente, rigorosamente y en profundidad.

Con este propósito, Quebec cuenta incluir las emisiones de gases a efecto invernadero (GEI) en la evaluación de las solicitudes de autorización de los proyectos que generen entre 10.000 y 25.000 toneladas de GEI por año, como ya lo hace la Oficina de Audiencias Públicas sobre el Medioambiente (BAPE, por sus iniciales en francés) en su evaluación de los proyectos considerados a alto riesgo.

«Además regulando el mismo todas las actividades a riesgo insignificante, bajo y moderado, el proyecto de reglamente añadirá claridad al nuevo régimen de autorización y reducirá el tiempo de espera», precisa el ministerio de Medioambiente.

Desde la publicación del proyecto de reglamento en la Gaceta oficial de Quebec, los ciudadanos u organismos interesados tienen 60 días para transmitir sus comentarios y sugerencias al gobierno.

El nuevo reglamento será el objeto de una consulta pública hasta el próximo 19 de abril.

Por su parte, los partidos de la oposición esperan que esta «simplificación» de las reglas no se vuelva un pretexto para acelerar la realización de ciertos proyecto que merecen ser evaluados en profundidad.

Todos estamos en favor de que haya menos trámites burocráticos, pero no tiene que haber menos medioambiente porque hay menos trámites.

– Pierre Arcand, jefe interino del Partido Liberal de Quebec

El jefe interino del Partido Quebequense, Pascal Bérubé, afirma que «no hay que confundir eficacidad y precipitación» porque en cuestión de medioambiente «siempre hay que tomar grandes precauciones», según él. Un punto de vista que apoya Manon Massé, porta-voz del partido Quebec Solidario.

Por los organismos de defensa del medioambiente, con este tipo de simplificación de las reglas siempre hay un riesgo de deriva.

«Evidentemente, cuando hay reformas de este tipo, podemos temer que traten de llevar al cabo proyectos demasiado rápidamente y que no hayan ni debates públicos, ni evaluación completas como se deberían hacer», explica Patrick Bonin, responsable de la campaña Clima-Energía de Greenpeace Canadá.

Con informaciones de Stéphane Bordeleau y Gobierno de Québec. 

Categorías: Medioambiente
Etiquetas:

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.