El gobierno federal podría usar la Ley de Medidas de Emergencia para controlar el coronavirus. LA PRENSA CANADIENSE / ADRIAN WYLD

Aislamiento podría durar meses: Primer Ministro Trudeau

El primer ministro de Canadá Justin Trudeau dijo esta semana a los canadienses que podría tener que implementar medidas restrictivas para hacer frente a la propagación del coronavirus. Y los urgió a enfrentar un prolongado aislamiento social y el cierre de negocios.

«No sabemos exactamente cuánto tiempo llevará todo esto, podrían ser semanas. Podrían ser meses».

En este sentido, las declaraciones del primer ministro Trudeau se hacen eco con una investigación británica que desarrolló dos estrategias posibles para enfrentar la crisis desatada por la pandemia COVID-19.

Las dos estrategias según el Imperial College de Londres

“Utilizamos las últimas estimaciones de gravedad para mostrar que las estrategias de política que apuntan a mitigar la epidemia podrían reducir a la mitad las muertes y reducir la demanda máxima de atención médica en dos tercios, pero que esto no será suficiente para evitar que los sistemas de salud se vean abrumados. Por lo tanto, se requerirán intervenciones más intensivas y socialmente disruptivas para suprimir la transmisión a niveles bajos. Es probable que tales medidas, sobre todo, el distanciamiento social a gran escala, tengan que estar vigentes durante muchos meses, tal vez hasta que una vacuna esté disponible”.

 Extracto del documento producido por el Imperial College de Londres sobre estrategias contra COVID-19

Resultados de las dos estrategias

El documento y sus posibles escenarios estratégicos de los investigadores británicos y dado a conocer este lunes destaca la posibilidad de aplicar dos estrategias básicas ante el avance del coronavirus: la de mitigación, que tiene como objetivo frenar, pero no necesariamente detener la epidemia, y la de supresión, que tiene como objetivo reducir la transmisión al mínimo y mantenerla así para que la epidemia se extinga.

La mitigación requiere aislamiento del hogar y cuarentena, pero distanciamiento social solo para los mayores de 70 años y ningún cierre de escuelas y universidades. “Esto dará como resultado una epidemia que alcanzará su punto máximo durante la primavera y el verano, y durará entre tres y cuatro meses” indica el documento.

“Este aplanamiento de la curva reducirá la demanda máxima de servicios de salud en dos tercios”, dice Neil Ferguson, del Imperial College de Londres, quien dirigió el análisis.

La ciudad de Montreal anunció que agregaría personal en el aeropuerto de Trudeau para informar a los viajeros sobre los riesgos y las medidas que se están tomando asociados con COVID-19. (Ivanoh Demers / Radio-Canadá)

Pero también calcularon que, aun así, abrumaría el sistema de salud y provocaría un estimado de 250,000 muertes en el Reino Unido, aproximadamente la mitad del número que ocurriría sin medidas de control.

La supresión, aplicada por el gobierno canadiense y a la cual hacía referencia el premier Trudeau en términos de tiempos, es la mejor opción para la salud pública según los expertos, pero es extremadamente difícil de lograr y mantener en el tiempo.

Se trata de una reducción del 75% de todo contacto social fuera del hogar, la escuela o el trabajo, dice el documento británico. Implica el cierre de todos lugares públicos, aislamiento social y contacto mínimo con las personas de edad.

Aislamiento del hogar de todos los casos durante siete días, cuarentena de todos los miembros de su hogar durante 14 días y distanciamiento social de toda la población.

Los investigadores precisan que las medidas adoptadas tendrán que ir adaptándose a la evolución de la epidemia. Lo que quiere decir que las medidas de aislamiento podrían ir suavizándose a medida que retrocede el virus.

A la espera de la llegada de la vacuna.

Si es necesario Ottawa implementara medidas obligatorias

En su conferencia de ayer en Ottawa, Trudeau dijo también que está considerando utilizar parcialmente la Ley de Medidas de Urgencia, que permitiría al gobierno tener poderes más amplios para establecer medidas adicionales para combatir la epidemia de COVID-19 en caso de necesidad.

El estado de urgencia no es un fin en sí mismo, dijo el Primer Ministro, sino más bien una posibilidad, precisamente, de ampliar la gama de medidas disponibles para el gobierno federal.

De su lado, la ministra de Salud, Patty Hajdu dijo que los momentos actuales son muy difíciles, y que si bien el gobierno pide a los canadienses que se aíslen en sus casas tanto como sea posible, destacó la importancia de seguir estando disponible para los más vulnerables.

El primer ministro Trudeau continúa su aislamiento desde que su esposa contrajo COVID-19.

Radio Canadá-Imperial news-Internet

Categorías: Economía, Sociedad
Etiquetas:

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.