Solitarios, mayores y sin hijos, el nuevo perfil de los canadienses.

Solitarios, mayores y sin hijos, el nuevo perfil de los canadienses.
Photo Credit: Istock/RapidEye

Censo 2016: más canadienses viven solos y con menos hijos

Entre las conclusiones que surgen de los datos obtenidos por el censo de población, llevado a cabo en 2016 en el país, figura el hecho de que más canadienses deciden vivir fuera del esquema tradicional de familia, ya se trate de personas que optan por habitar solas o en pareja pero sin hijos.

En efecto, 3 de cada 10 hogares canadienses (28,2 por ciento) está constituido por personas solas, mientras que 5 de cada 10 (48,9 por ciento) de las parejas no tienen hijos.

El cuadro de las “nuevas familias” es completado por las parejas que habitan en unión libre, es decir, sin formalizar por la vía legal o religiosa su convivencia, en cuyo caso las cifras llegan al 21,3 por ciento.

Si a fines del Siglo 19 los grupos familiares canadienses estaban compuestos por una media de 5,6 personas por hogar hoy, en pleno Siglo 21, el número llega a 2,4.

El rediseño de las familias canadienses se explica a partir de diversos y numerosos factores, entre los que hay que incluir el envejecimiento de la población, la creciente diversidad étnico-cultural, con la introducción de costumbres y concepciones familiares distintas, y factores económicos, entre los que hay que contar el costo cada vez mayor que significa sostener financieramente un hogar con varios integrantes.

El aumento de las personas que viven solas en Canadá es notorio.
El aumento de las personas que viven solas en Canadá es notorio. © Estadísticas Canadá

Solos y solas

En la actualidad son numerosos los ejemplos de sociedades desarrolladas en las que, sobre todo en zonas urbanizadas, el número de personas que viven solas ha aumentado progresivamente.

Según el censo en 2016, que abarcó un total de 14,1 millones de hogares privados en todo Canadá, el 28,2 por ciento de los casos, es decir 3 de cada 10, se trató de sitios habitados por una persona sola.

De ese modo, y por primera vez en la historia desde la época de la Confederación de 1867, las viviendas canadienses pobladas por un solo individuo componen el estilo de vida más difundido aquí.

Canadá se ubica en ese sentido en primer lugar en América del Norte, superando a Estados Unidos, donde las personas habitando en soledad llegan al 27,5 por ciento.

De todos modos, las cifras se encuentran muy por debajo de la mayoría de los países europeos, en donde Francia se ubica en los más bajo de la escala, con 33,8 por ciento de personas solas y Alemania en lo más alto, con 41,4 por ciento, según datos de los años 2011 y 2015, respectivamente.

Quebec es la provincia donde más gente vive sola.
Quebec es la provincia donde más gente vive sola. © Estadísticas Canada

En Canadá, en 2016, 13,9 por ciento de la población de 15 años de edad o más vivía sola. A principios de la década de 1950, la medida era de tan solo 1,8 por ciento.

Quebec y el Yukón son los distritos canadienses que tienen mayor cantidad de hogares unipersonales, con 33,3 por ciento y 32,2 por ciento respectivamente, vale decir, 3 de cada 10.

En el otro extremo de la tabla se encuentra el Nuvavut, con 18,9 por ciento.

En Ontario, el territorio más populoso del país, un cuarto de la población vive sola: 25,9 por ciento.

Hijos cada vez más escasos

En segundo lugar, detrás de las personas solas, se ubican las parejas con hijos, totalizando 26,5 por ciento de los casos.

Los datos muestran que, entre los canadienses, la tendencia a retrasar o directamente renunciar a la llegada de los hijos sigue siendo una opción vigente.

Apenas en 2001, el 31,5 por ciento de las familias canadienses contaba hijos.

Los hijos son cada vez menos numerosos y tardan más tiempo en llegar.
Los hijos son cada vez menos numerosos y tardan más tiempo en llegar. © Estadísticas Canada

Hace 150 años, cuando se conformó el Canadá moderno, era casi imposible encontrar personas cuya existencia transcurriese en la soledad; al contrario, en aquellos tiempos la mayoría de las casas albergaba a lo que hoy consideramos como familias numerosas: padre, madre y 4, 5 o más hijos.

Nunavut es el territorio en el que se encuentra el mayor número de familias con hijos, con el 76,5 por ciento, es decir, casi 8 de cada 10 familias. Le siguen los Territorios del Noroeste, con el 61 por ciento.

Al contrario, la menor proporción de hijos se registra en Nueva Escocia 42,8 por ciento, es decir, 4 de cada 10 familias, seguida por Nuevo Brunswick, con 43,4 por ciento.

Bajo un mismo gran techo

Los hogares multigeneracionales están en alza.
Los hogares multigeneracionales están en alza. © Estadísticas Canadá

Por último, el hogar multigeneracional registra un crecimiento importante en Canadá.

Esta modalidad es la que alberga bajo un mismo techo a por lo menos 3 generaciones de una misma familia.

En 2016, casi 3 de cada 10 viviendas (2,9 por ciento) respondían a esas características. Se trata de un incremento del 37,5 por ciento con respecto al año 2001.

Una vez más, Nunavut se distingue por su desempeño: 1 de cada 8 hogares (12,2 por ciento) es multigeneracional.

En Quebec, sólo 1,4 por ciento de los casos tiene es perfil.

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: En cartelera, Reportaje, Sociedad

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*