Primer ministro canadiense se disculpa con la comunidad Tsilhqot’in por linchamiento de sus jefes en 1864

6 noviembre 2018
de Leonora Chapman
  • trudeau-ceremonia-635×357

El primer ministro Justin Trudeau se disculpó por un error histórico cometido contra la comunidad Tsilhqot’in en Columbia Británica.

Trudeau llegó a caballo a un área remota en el valle de Nemiah para entregar personalmente una disculpa por los ahorcamientos de seis jefes durante la llamada Guerra de Chilcotin hace más de 150 años, la mayor ejecución masiva en la historia de Canadá en ese momento.

El primer ministro Justin Trudeau, monta a caballo cerca del lago Chilko, BC, el viernes 2 de noviembre de 2018. El primer ministro se encontraba en la zona para pedir disculpas a la comunidad de Tsilhqot’in por los ahorcamientos de seis jefes durante la llamada Guerra de Chilcotin hace más de 150 años. (Jonathan Hayward / La prensa canadiense)

El incidente fue resultado de una confrontación mortal con un equipo blanco de construcción de caminos que había ingresado en el territorio de Tsilhqot’ sin permiso en 1864.

Después de que los trabajadores fueron asesinados, cinco jefes asistieron a lo que se les hizo creer que serían conversaciones de paz por invitación de representantes del gobierno, pero en su lugar fueron arrestados, juzgados y ahorcados cerca de Quesnel. Eran el Jefe de Guerra Lhats’as’in, el Jefe Biyil, el Jefe Tellot, el Jefe Tahpitt y el Jefe Chayses. El jefe Ahan fue ahorcado en New Westminister en 1865.

Hablando a cientos de miembros de la Primera Nación en el centro de Columbia Británica, Trudeau dijo que los funcionarios coloniales de la época cometieron un error al invitar a los jefes a conversaciones de paz, donde fueron arrestados, juzgados y ahorcados.

Dijo que los jefes están totalmente exonerados porque actuaron como una nación independiente en guerra cuando atacaron y mataron a los trabajadores blancos de la construcción de caminos que invadieron su territorio. Al final de la guerra, más de 20 personas murieron de ambos bandos, incluidos los jefes.

«Esos son errores que nuestro gobierno lamenta profundamente y está decidido a corregir. El tratamiento hacia los jefes Tsilhqot’in representa una traición a la confianza, una injusticia que han sufridop durante más de 150 años», dijo Trudeau.

Trudeau dijo que el gobierno federal continúa trabajando con el consejo tribal para desarrollar un acuerdo de gobierno para la primavera de 2019.

‘Un viaje muy emotivo’

El jefe Joe Alphonse, presidente de la Nación Tsilhqot’in, dijo que la disculpa fue significativa, no solo porque fue la primera vez que un primer ministro visitó las tierras de Tsilhqot’in, sino porque se hizo directamente a los miembros de la comunidad.

El primer ministro Justin Trudeau le da la mano al jefe Joe Alphonse de Anaheim luego de una ceremonia cerca del lago Chilko, B.C., el viernes. (Jonathan Hayward / The Canadian Press))

Trudeau hizo una «declaración de exoneración» en la Cámara de los Comunes en marzo y acordó visitar la zona en ese momento.

“Para mí, como jefe,  el pasado marzo fue un viaje muy emocional, muy espiritual. Tuvo su efecto física y mentalmente. Así que he pasado a través de eso», dijo Alphonse.

«Hoy se trata de todos estos años, sin creer que un primer ministro lo reconocería. Pero lo hizo. Así que es un día poderoso».

Ceremonia especial

Trudeau entró en el valle montado en un caballo negro, simbolizando lo que hicieron los jefes históricos al cabalgar hacia lo que creían que eran conversaciones de paz. El día también incluyó una ceremonia de maquillaje y a Trudeau se le dio una chaqueta de gamuza que recordaba a la icónica que llevaba su padre Pierre Trudeau.

Los Tsilhqot’in han cuestionado durante mucho tiempo la autoridad del gobierno para ejecutar a los seis jefes como criminales, describiendo la confrontación como un altercado entre naciones en guerra.

El primer ministro Justin Trudeau saluda a las personas luego de una ceremonia cerca del lago Chilko, BC, viernes 2 de noviembre de 2018. (/ Jonathan Hayward / The Canadian Press)

Cuando Trudeau leyó la declaración en la Cámara de los Comunes, los miembros del Parlamento comenzaron a aplaudir, lo que llevó a los jefes Tsilhqot’in a levantar las plumas de águila en señal de saludo. Trudeau les dijo a los parlamentarios que los jefes actuaron de acuerdo con sus leyes y tradiciones y que son considerados como héroes de su pueblo.

El gobierno de la provincia de Columbia Británica se disculpó por las ejecuciones en 1993 e instaló una placa conmemorativa en el sitio de los ahorcamientos.

CBC/The Canadian Press/RCI

Avatar

About

Trabajar como periodista en Radio Canadá Internacional es hacerlo libremente, sin censura. Es ser un nexo útil con todas aquellas personas interesadas en conocer el lugar de Canadá en su mundo. Mis historias, enmarcadas por los valores periodísticos de la radio pública canadiense, dan la palabra a los que contribuyen a que esta sociedad sea mejor, en términos de democracia y cultura. También me importa que los canadienses conozcan las historias diversas de las Américas a través de las voces de nuestros oyentes y usuarios.
Este trabajo hizo que un buen día decidera adoptar a este país que me abrió generosamente sus puertas en 1976, cuando Argentina me las había cerrado.

Deje su comentario