El Pueblo prohibido

El Pueblo prohibido
Photo Credit: Alexandre Chartrand

El Pueblo prohibido

Share

El Pueblo prohibido es un documental del cineasta quebequense Alexandre Chartrand, que nos transporta al corazón de las más grandes manifestaciones de Europa, entre militantes que desafían las interdicciones del tribunal constitucional español para exigir un proceso democrático digno de sus aspiraciones: la independencia de Cataluña.

Escuche

El Pueblo prohibido
El Pueblo prohibido © Alex Chartrand

“El Pueblo prohibido es un proyecto que nació en la emergencia. Al día siguiente del anuncio de la realización de un referendo en Cataluña, yo ya sabía que quería hacer una película sobre este episodio importante de la historia reciente de la región española que nos dio a Dalí, Miró, la anarquía y el mejor fútbol del mundo” Alexandre Chartand.

Manifestación en favor de la independencia de Cataluña.
Manifestación en favor de la independencia de Cataluña. © Alexandre Chartrand

Alexandre había aprendido el catalán para otro proyecto de película y lo alimentaba leyendo los diarios catalanes en línea. Él dice que no lo sorprendió para nada la noticia esa mañana del 12 de diciembre 2013. Porque después de todo, Artur Mas había sido reelegido en noviembre de 2012 y había prometido un referendo antes del 2016.

Él quería filmar su película en “el fuego de la acción”. Entrevistar a la gente en la calle. En vivo. Pero quería antes que todo aprovechar el lapso de 2 meses que había entre la conmemoración del tricentenario de la caída de Barcelona el 11 de septiembre de 2014 y la fecha anunciada para el referendo el 9 de noviembre de 2014. “Una fecha simbólica en forma de palíndromo: 11/9 y 9/11″, dice Alexandre.

Ferran Civit i Marti, diputado del Parlamento Nacional Catalán y Alexandre Chartrand, director del documental El Pueblo prohibido.
Ferran Civit i Marti, diputado del Parlamento Nacional Catalán y Alexandre Chartrand, director del documental El Pueblo prohibido. © Pablo Gómez Barrios

Los personajes de El Pueblo prohibido de Alexandre Chartrand son: Artur Mas, presidente de la Generalitat de Cataluña, el Parlemento catalán.  Victor Cucurull i Miralles, a quien se le debe la idea del gran V desplegado en Barcelona por 1.800.000 personas el 11 de septiembre de 2014. Él decía que la V era por votar. Montserrat Martí y Enriqueta Bru, dos amigas que se perdieron de vista y vivieron vidas radicalmente distintas. Y Ferran Civit i Martí, diputado del Parlamento Nacional Catalán y ex miembro del Secretariado General de la Asamblea Nacional Catalana. Ferran se hizo conocer en 2013 como el artífice de la Vía Catalana, donde más 1.500.000 personas se dieron la mano para formar una cadena humana de 400 kilómetros que atravesaba toda Cataluña, de norte a sur, para mostrar su apoyo a la independencia catalana.

El Pueblo prohibido
El Pueblo prohibido © Alex Chartrand

Pablo Gómez Barrios conversó con Ferran Civit i Martí, quien se encontraba la semana pasada en Montreal para el estreno mundial de El Pueblo prohibido.

AUDIO 1

Escuche

REFLEXIONES DE Ferran Civit i Martí SOBRE LAS ASPIRACIONES INDEPENDENTISTAS DE ESCOCIA, QUEBEC Y CATALUÑA.

AUDIO 2

Escuche
Share
Categorías: Internacional, Política
Etiquetas: , , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*