La presentación del libro Relatos y recetas fue hecha por CAFLA

La memoria de los sabores para preservar la identidad

Share

“A las mujeres nos unen muchas cosas, pero uno de los aspectos más significativos es lo que comemos. Nosotras tenemos platos que han sido creados por nuestros ancestros, nuestras madres, nuestras abuelas, tienen un significado enorme que yo no quiero perder”.

– Cecilia Ivonne Escamilla, fundadora de CAFLA

Escuche
Judith Becerril, vice-presidente CAFLA, Cynthia Rodriguez , concepto y redaccion de libro, Negda Mendez, consejo de administracion de CAFLA

Ellas provienen de Guatemala, El Salvador, Venezuela, México, Perú, Colombia. Sus historias de inmigración se nutren de inquietudes, de rupturas, de desarraigos,  pero también de esperanzas al llegar al nuevo país que las acogió.

Todo eso se plasma en un libro de recetas nostálgicas de la infancia, del que se desprende un amor incondicional a la cocina y a la lengua materna.

Relatos y recetas

El gusto es uno de nuestros cinco sentidos como el olfato, el oído, la vista y el tacto, pero reconocer el sabor es algo más que reconocer el gusto.

Cecilia Ivonne Escamilla, fundadora de CAFLA

Cuando saboreamos los alimentos, intervienen áreas cerebrales relacionadas con la memoria, las expectativas o las emociones, por eso somos capaces de recordar nuestra infancia cuando volvemos a saborear aquellos dulces que solíamos comer de pequeños en casa de la abuela.

La idea de Relatos y recetas surgió de una mamá en la ciudad de Montreal. Ella tuvo el sueño de crear un libro donde mujeres contaran sus historias migratorias y que además, agregaran una receta muy significativa de su país de origen.

Así fue como Cynthia Rodríguez, periodista originaria de Venezuela,  con ayuda de un grupo de mujeres,  logró conseguir los recursos para publicarlo y hacer que ese sueño se convirtiera en realidad, cuenta Cecilia.

Relatos y recetas es un libro que combina recetas de cocina con historias personales de madres inmigrantes.

Las mujeres que participaron en la redacción de este libro comparten historias sobre cómo se han adaptado a sus nuevas vidas y cómo contribuyen diariamente a la sociedad de acogida. La idea de proporcionar  una receta de su país de origen, entonces, tiene como objetivo transmitirla a las generaciones futuras.

Cecilia Escamilla, como no podía ser de otra manera, viniendo de El Salvador, escribió su receta de las pupusas. Orgullosa, cuenta que su nieto se las devora. Y se muestra agradablemente sorprendida por un plato que figura entre las recetas: un pan sin harina.

“Relatos y recetas fue escrito en castellano y francés. Todas las mujeres hablan francés pero había que hacerlo también en la lengua materna, por respeto a ella”.

El libro fue publicado la semana pasada por CAFLA, el  Centro de ayuda a las familias latinoamericanas, en Montreal.

Cecilia nos explica lo que se puede descubrir en las páginas del libro, nos habla de su lanzamiento y de lo que significó para tantas mujeres participar en este original proyecto, entre otros.

Esto y más en la conversación entre RCI y  Cecilia Ivonne Escamilla, fundadora de CAFLA, organismo que publicó Relatos y recetas.

Share
Categorías: Artes y espectáculos, Inmigración y Refugiados, Internacional
Etiquetas: , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia o en uno de los dos idiomas oficiales, inglés o francés. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*