Civiles hacen fila en Mosul para recibir ayuda humanitaria en el distrito Al Ghizlane, mientras avanzan las fuerzas iraquíes en el oeste de Mosul, el 20 de marzo de 2017.

Civiles hacen fila en Mosul para recibir ayuda humanitaria en el distrito Al Ghizlane, mientras avanzan las fuerzas iraquíes en el oeste de Mosul, el 20 de marzo de 2017.
Photo Credit: Youssef Boudlal / Reuters

La ONU señala que la población civil en Mosul carece de agua, alimento y medicinas

Decenas de miles de civiles que viven en partes de la ciudad de Mosul, Irak, controladas por combatientes del grupo armado Estado Islámico están tratando desesperadamente de conseguir agua, alimento y medicamentos. Esto fue lo que informó Naciones Unidas, a pocos días de una nueva ofensiva de las tropas gubernamentales, apoyadas por Estados Unidos, para capturar la ciudad.

Hasta 200.000 personas aún viven detrás de las líneas de Estado Islámico en la Ciudad Vieja de Mosul y otros tres distritos, informó la coordinadora humanitaria de la ONU, Lise Grande, el domingo.

La funcionaria habló un día después de que el Ejército iraquí informó que había lanzado una nueva ofensiva para capturar zonas en manos de los rebeldes religiosos en el lado occidental del río Tigris.

Un asesor del Gobierno iraquí declaró el domingo que el avance ha sido lento. «Los combates son extremadamente intensos (…) la presencia de civiles significa que tenemos que ser muy cautos», comentó, hablando bajo condición de anonimato.

Algunas personas que lograron escapar de las zonas controladas por los yihadistas informaron sobre una situación dramática, incluyendo la falta de alimento, agua y medicinas, destacó Lisa Grande por teléfono.

Fuerzas gubernamentales han estado lanzando panfletos en los distritos, pidiendo a las familias que huyan del lugar, pero muchas han permanecido debido a que temen quedar atrapadas en el fuego cruzado.

Los renovados ataques de las tropas iraquíes hacen parte de una ofensiva mayor en Mosul, que ya dura ocho meses de combates. La captura de Mosul ha demorado más de lo previsto debido a que los militantes están escondidos entre civiles y recurren a tácticas de coches y motos bomba, trampas, francotiradores y fuego de morteros.

La caída de Mosul marcaría el fin de la mitad iraquí del «califato» declarado hace casi tres años por el líder de Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi, en un discurso en la gran mezquita de al-Nuri.

Categorías: Internacional, Política, Religión
Etiquetas: , , , , , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.