La Corte Suprema de Canadá en Ottawa. (THE CANADIAN PRESS/Sean Kilpatrick)

Corte Suprema de Canadá se pronuncia hoy sobre el comercio interprovincial de alcohol

Un jubilado acadiense de la provincia de Nueva Brunswick, en la costa este del país, cuyo único objetivo era economizar haciendo sus compras de alcohol en la provincia de Quebec en 2012, sabrá este jueves si su gesto cambiará la naturaleza misma de la federación canadiense.

La Corte Suprema dictará un fallo mayor hoy sobre el comercio interprovincial en este caso. Todo comenzó cuando Gérard Comeau, un trabajador de la compañía de electricidad de la provincia hoy jubilado, fue detenido por la policía de la ciudad de Campbellton, Nueva Brunswick, transportando en su vehículo 14 cajas de cerveza y 3 botellas de alcohol fuerte. Él había hecho sus compras en la pequeña localidad de Pointe-à-la-Croix y en la reserva indígena de Listuguj en Quebec.

Los 9 jueces de la Corte Suprema de Canadá el 23 de marzo 2018. (THE CANADIAN PRESS/Justin Tang)

Una ley de 1928 en Nueva Brunswick limita la cantidad de alcohol que se puede “importar” de otra provincia a 12 pintas de cerveza (18 botellas de cervezas) y 1 botella de vino o alcohol fuerte.  La policía le dio en ese momento una multa de 300 dólares y le confiscó sus botellas.

Su abogado, Mikael Bernard, impugnó la validez de la ley de Nueva Brunswick ante los tribunales de primera instancia y ganó en virtud del artículo 121 de la Ley constitucional de 1867, que garantiza el comercio interprovincial sin barreras.

La Corte de Apelaciones de la provincia se negó a juzgar el pedido del gobierno de Nueva Brunswick y el caso será resuelto hoy con el fallo del más alto tribunal del país.

La compañía estatal Alcohol Nueva Brunswick, que rige las ventas de alcohol en la provincia. (THE CANADIAN PRESS/HO)

Durante el juicio en primera instancia, Alcohol Nueva Brunswick justificó su posición explicando el problema en función de una lógica de costos y ganancias que no se aplica de la misma forma en Quebec, razón por la cual el precio del alcohol es más bajo.

El gobierno de Nueva Brunswick alegó que esta causa amenazaba los fundamentos mismos del federalismo canadiense tal como fueron concebidos por los “Padres de la Confederación” entre 1864 y 1866.

Gérard Comeau sigue economizando haciendo sus compras de alcohol en Quebec, pero le gustaría hacerlo con tranquilidad sin temor de ser detenido por la policía y que se le confisquen sus compras. Él afirma que un canadiense debería poder hacer sus compras en cualquier parte del país. Por otra parte, espera que se le reembolse el dinero por el alcohol que le fue confiscado hace 5 años y medio.

RCI/La Presse Canadienne

Categorías: Justicia, Política
Etiquetas: , , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.