El investigador de comportamiento sexual humano Francisco Gómez Jiménez está estudiando el papel que los hombres gay juegan en la evolución. (Universidad de Lethbridge)

El rol evolutivo de los homosexuales que mejora la supervivencia de las familias

Share

Una investigación de un científico canadiense de la provincia de Alberta descubre que, en términos de evolución, los hombres homosexuales desempeñan un papel importante y necesario en la vida familiar.

La evidencia de que hombres se han sentido atraídos por hombres se remonta a miles de años, ilustrados en artefactos arqueológicos, como cerámica y dibujos de paredes de cuevas. Los científicos también han determinado que la atracción se puede rastrear genéticamente.

Pero si el propósito evolutivo de los humanos -como cualquier animal- es reproducir y propagar la especie, la pregunta es: ¿cómo se explica en este contexto la homosexualidad masculina?

La homosexualidad tiene un componente genético dice Francisco Gómez Jiménez, investigador de comportamiento sexual humano de la Universidad de Lethbridge en la provincia de Alberta. Se conoce que la homosexualidad existe en diversas culturas y desde hace miles de años.

Gómez Jiménez dice que los hombres gays adoptan un comportamiento protector hacia los sobrinos-sobrinas, mientras que ese no es el caso de los hombres heterosexuales. Foto: CBC

La paradoja evolutiva

“Cuando se combina eso con el hecho de que los hombres homosexuales apenas se reproducen, uno se encuentra con esta paradoja evolutiva, señala Gómez Jiménez. ¿Cómo es posible que estos genes que están influyendo a un hombre a no tener hijos se estén propagando a través de las generaciones?”

Paul Vasey es profesor en la universidad de Lethbridge y además es supervisor Francisco  Gómez Jiménez. Él se interesó en investigar la homosexualidad en culturas no occidentales donde esa homosexualidad se presenta de una manera diferente, ensayando diferentes hipótesis.  “Y a eso me dedico yo también”, dice Gómez Jiménez.

En general la homosexualidad se presenta de dos maneras, señala. La manera cisgénero y la transgénero.

Es decir si las personas que nacen con una identidad de género distinta a su sexo son transexuales o transgénero, las personas que sí coinciden se llaman cisexuales o cisgénero.

Y por lo general en las culturas occidentales donde vivimos nosotros hay una mayoría de personas cisgénero.

“Ahora bien, como los homosexuales no tienen hijos entre ellos” dice el investigador de la Universidad de Lethbridge, los hombres homosexuales históricamente «mejoran la supervivencia de sus familiares».

Los hombres homosexuales «mejoran la supervivencia de sus familiares».

Esto se basa en una hipótesis conocida como la selección de pariente, explica el investigador. Esa hipótesis establece que la manera en que los genes de la homosexualidad pueden sobrevivir en las generaciones, se relaciona con los homosexuales y sus comportamientos altruistas que dirigen hacia sus parientes. Ayudan a que sus parientes sobrevivan hasta una edad para que ellos mismos puedan reproducirse, y además, con más niños.

Por ejemplo, el homosexual ayuda a su hermano o hermana a la crianza de sus hijos.

«Son realmente buenos de tenerlos en la familia, son un par de manos adicionales», dijo.

«Si consideramos un entorno ancestral, por ejemplo cuando tener hijos era muy arriesgado, especialmente varios niños, tener un par de manos adicionales definitivamente era útil».

La crianza de los niños, dice,  demanda mucho esfuerzo, es complicada, hay mucha dedicación durante muchos años. Los que reciben ayuda tienen un beneficio.

El hombre homosexual tiende más a ayudar a su hermano o hermana en la crianza de sus hijos

Una hipótesis probada

La investigación del profesor y supervisor de Gómez Jiménez, Paul Vasey, la llevó a cabo en Samoa, un país insular de la Polinesia, donde la cultura reconoce un tercer género llamado fa’afafine. A los fa’afafine se les asigna un género masculino al nacer, se  sienten atraídos por los hombres y exhiben rasgos femeninos y masculinos.

La investigación de Vasey ha demostrado que tienden a adoptar un comportamiento similar al de un tío, invirtiendo tiempo y tutoría en los hijos de sus hermanos, a diferencia de los heterosexuales.

La cultura Istmo Zapotec en el sur de México, en Oaxaca, donde está investigando Francisco  Gómez Jiménez, tiene hombres que asumen roles culturales similares, también.

Pero cuando hacen esas pruebas en lugares euroamericanos no parece ser que los hombres gays tienen esos comportamientos más frecuentemente que los hombres heterosexuales. Pero como no se conocen todavía con certeza las razones, haca falta más investigación, dice Gómez Jiménez. Aunque avanza la hipótesis de que la homosexualidad en su forma ancestral se manifestaba mayormente en la categoría transgénero, según diversos estudios.

Esto y más en la entrevista de RCI con Francisco Gómez Jiménez.

Escuche

Actualmente Francisco  Gómez Jiménez está haciendo un doctorado en la Universidad Lethbrige, y ha ganado una beca de la National Geographic Society para continuar su investigación.

Él ya ha viajado por el mundo para estudiar culturas que hasta el día de hoy valoran mucho el papel que juegan los homosexuales en el desarrollo de familias y comunidades.

Share
Categorías: Sociedad
Etiquetas: , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*