El 12 de mayo de 1992, un camión lleno de trabajadores de rescate se dirige a la entrada de la mina de carbón Westray para buscar a los mineros desaparecidos. (Andrew Vaughan / Canadian Press)

Muertes laborales en Canadá que escapan a las estadísticas

Share

«Esta situación es similar a las estadísticas de delitos que solo incluyen homicidios resueltos, lo que deja la impresión de que los intentos de asesinato, los asesinatos no resueltos o las muertes sospechosas no son una preocupación».

-Informe Muertes relacionadas con el trabajo en Canadá

Cada día mueren 6.300 personas a causa de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo – más de 2,3 millones de muertes por año, indica el informe 2018 de la Organización Internacional del Trabajo.

Según los números oficiales de las agencias de compensación de trabajadores de Canadá, el número de canadienses que mueren por año en accidentes laborales se cifra en 1,000.

Pero un nuevo estudio dice que esa cifra es solo la punta del iceberg cuando se trata de la verdadera magnitud de las muertes relacionadas con el trabajo en todo el país.

Una explosión el 9 de mayo de 1992, en el interior de la mina Westray en Plymouth, Nueva Escocia mató a 26 mineros. Una investigación pública culpó a la administración de la mina, a los burócratas y políticos por una tragedia «que debería haberse evitado». Como resultado del desastre, en 2004 el Parlamento aprobó el Proyecto de Ley C-45 que impone responsabilidad penal a las empresas y ejecutivos que no garantizan un lugar de trabajo seguro. (Brett Ruskin/CBC)

El estudio, titulado Muertes relacionadas con el trabajo en Canadá, sostiene que las estadísticas ampliamente citadas de la Asociación de la Junta de Compensación para Trabajadores de Canadá (AWCBC) no deben usarse únicamente como un punto de referencia para las muertes relacionadas con el trabajo, ya que estas cifras solo tienen en cuenta reclamaciones compensatorias aprobadas.

Como resultado, miles de muertes, como los trabajadores exentos de cobertura, los suicidios provocados por el estrés, los desplazamientos fatales y las enfermedades profesionales, no aparecen en las estadísticas de seguridad y salud ocupacional.

«Esta situación es similar a las estadísticas de delitos que solo incluyen homicidios resueltos, lo que deja la impresión de que los intentos de asesinato, los asesinatos no resueltos o las muertes sospechosas no son una preocupación», escribieron los autores del estudio.

Nuestra idea de lo que constituye una fatalidad en el lugar de trabajo es demasiado estrecha y es un error contar las muertes relacionadas con el trabajo a través de nuestros regímenes de compensación, dice Steven Bittle, profesor asociado de criminología en la Universidad de Ottawa que encabezó la investigación, que se publicó en noviembre. .

El año pasado, las juntas de compensación de trabajadores de todo el país aprobaron un total de 904 reclamaciones que involucraban víctimas mortales. Alrededor de un tercio de esos casos estaba relacionado con accidentes graves, y el resto se debió a enfermedades a largo plazo por exposición ocupacional.

El equipo de Bittle estima que una cifra más precisa oscila entre 10.000 y 13.000 muertes al año.

Steven Bittle, profesor asociado de criminología en la Universidad de Ottawa. CBC

Muertes laborales en el mundo

Cada 15 segundos, un trabajador muere a causa de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo.  Cada 15 segundos, 153 trabajadores tienen un accidente laboral. Cada día mueren 6.300 personas a causa de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo – más de 2,3 millones de muertes por año.

De acuerdo con un estudio reciente, la cantidad de muertes en el lugar de trabajo que se reportan en Canadá está dramáticamente subestimada y podría ser hasta 10 veces más alta de lo que generalmente es capturado por las estadísticas de salud y seguridad ocupacional. (CBC)

Anualmente ocurren más de 317 millones de accidentes en el trabajo, muchos de estos accidentes resultan en absentismo laboral. El coste de esta adversidad diaria es enorme y la carga económica de las malas prácticas de seguridad y salud se estima en un 4 por ciento del Producto Interior Bruto global de cada año. -OIT-Informe 2018

Mortalidad sub reportada y no reportada

Dependiendo de la provincia, entre el 70 y el 98 por ciento de la fuerza laboral está cubierta por un sistema de compensación para trabajadores. Pero eso significa que hay más de dos millones de trabajadores en Canadá cuyas muertes escaparán a las estadísticas oficiales.

Las ocupaciones excluidas podrían incluir a los trabajadores por cuenta propia, empleados domésticos, empleados de banca y agricultores, entre otros.

Las últimas cifras de AWCBC muestran que en Ontario, solo el 24 por ciento de los aproximadamente 7,1 millones de ontarienses que trabajan están cubiertos por un régimen de compensación para trabajadores.

El artículo de Bittle también cita un estudio de 2015 de la Universidad de British Columbia que encontró un promedio de seis muertes por año que no estaban en el radar de WorkSafeBC. Muchos de estos casos involucraron muertes que ocurrieron en el hospital, días después del evento en el lugar de trabajo.

Los autores estiman además que alrededor de 64 muertes de agricultores escapan a las estadísticas oficiales cada año.

Morag Marjerison, una consultora de seguridad agrícola con sede en Brandon, Manitoba,  está de acuerdo en que la escasez de datos es problemática. En Manitoba, los propietarios de fincas y sus familiares están exentos de la cobertura obligatoria.

«Creo que es realmente un problema porque nunca vemos la imagen real. Siempre que estoy implicada en la capacitación, tratando de formar a los agricultores, mostramos lo que parecen ser estadísticas bajas, cuando sabemos que no es lo que está pasando «, dijo.

«Pienso que si todos los que trabajan en seguridad vieran la realidad de la frecuencia con que ocurren las mismas cosas una y otra vez, se podría prestar atención a los problemas más grandes».

Viajeros laborales y transeúntes

Uno de los elementos más polémicos del estudio de Bittle, y él lo admite, es la idea de que valdría la pena incluir las muertes al viajar de ida y vuelta al trabajo en las estadísticas de fatalidad laboral. Él estima que hay aproximadamente 460 muertes al año, y el objetivo de su inclusión es iniciar una conversación sobre algunos temas más amplios.

«Vivimos en una cultura de presentismo, donde se espera que las personas trabajen independientemente de si están enfermas o si las condiciones climáticas son tales que no deberían conducir en ese momento en particular «, dijo.

La muerte en 2013 de un interno de la provincia de Alberta que fue asesinado mientras conducía a su casa después de un turno de 16 horas en una estación de radio local puso de relieve la relación potencialmente peligrosa entre los desplazamientos y la carga de trabajo.

El estudio también sugiere que los no trabajadores que mueren colateralmente podrían ser incluidos, como un cónyuge que muere después de haber sido expuesto repetidamente al asbesto por años de lavar la ropa de su compañero, o un peatón aplastado en un colapso de andamios mientras camina cerca de un lugar de trabajo.

Problemas de salud mental y suicidio

Los problemas de salud mental en el lugar de trabajo se encuentran entre las principales preocupaciones de las organizaciones de todos los tamaños. Según la Comisión de Salud Mental de Canadá (MHCC), uno de cada cinco canadienses experimenta un problema o enfermedad de salud mental cada año, lo que equivale a 500,000 empleados que no pueden trabajar cada semana debido a problemas de salud mental o enfermedades.

En 2017, un trabajador de la provincia de Saskatchewan empleado por un pequeño municipio rural se quitó la vida después de luchar con problemas de salud mental que su trabajo había exacerbado. La WCB de la provincia atribuyó en parte la muerte a su empleador.

Brenda Duhaime con su esposo, Robert, fotografiado en su 35 aniversario de boda, poco más de un año antes de que Robert se suicidara en agosto de 2017. (Brenda Duhaime)

Situaciones como esta rara vez se cubren, y el estudio sugiere que el número de reclamaciones relacionadas con el suicidio se subestima drásticamente.

Hoy día, muchos trabajadores enfrentan una gran presión para cumplir con las exigencias de la vida laboral moderna.
Los riesgos psicosociales tales como el aumento de la competitividad, mayores expectativas sobre el rendimiento y largas horas de trabajo contribuyen a que los ambientes de los lugares de trabajo sean cada vez más estresantes. Con el ritmo de trabajo dictado por las comunicaciones instantáneas y altos niveles de competitividad global, las líneas divisorias entre el trabajo y la vida privada son cada vez más difíciles de identificar.

-Informe de la OIT

Steven Bittle, profesor asociado de criminología en la Universidad de Ottawa,  cree que entre el 10 y el 17 por ciento de los suicidios anuales en Canadá podrían clasificarse como relacionados con el trabajo, lo que representa un rango de 400 a 800 muertes cada año.

Mara Grunau, directora ejecutiva del Centro para la Prevención del Suicidio, está de acuerdo en que si bien existen vínculos entre el trabajo y la salud mental, demostrar que causó que una persona se quitara la vida es difícil.

«En nuestra cultura, pasamos horas y horas en el trabajo. Y la forma en que nos sentimos acerca del trabajo y la forma en que interactuamos con las personas en el trabajo, afecta a quienes somos», dijo. «Si el trabajo es un lugar miserable, afecta otros aspectos de nuestra vida».

Y mientras hay «muchos factores contribuyentes» que pueden llevar a una persona a ese punto de desesperación, Grunau dice que «la investigación no podría confirmar que una cosa grande, grave, va a llevar a que alguien muera por suicidio».

Cáncer y enfermedades

En última instancia, el estudio concluye que la categoría más grande de subestimación se relaciona con el cáncer y la enfermedad.

Actualmente, entre 500 y 600 reclamaciones aprobadas de WCB en todo Canadá son el resultado de una enfermedad profesional. Pero Bittle estima una cifra que supera las 8,000 muertes.

Las enmiendas a la Ley de Compensación a los Trabajadores de la Isla del Príncipe Eduardo entraron en vigencia la semana pasada, dando a los bomberos una presuntiva cobertura para ciertos tipos de cáncer y enfermedades.

Si bien los sindicatos de bomberos han tenido éxito en su presión, otros grupos de empleadores no lo han logrado.

La ex trabajadora de General Electric, Sue James, ha estado luchando para que se compensara a cientos de trabajadores jubilados de Peterborough, Ontario, quienes sufren de lo que supuestamente es una enfermedad ocupacional debida en gran parte a la exposición repetida a químicos industriales. Su padre murió de cáncer después de tres décadas de trabajar en esa planta.

James ha presionado exitosamente al gobierno de Ontario para reabrir cientos de reclamos de WSIB rechazados anteriormente.

«La carga de la prueba es tan alta. Hubo una gran resistencia a creer que lo que estamos tratando de decir ocurrió”, dijo.

La ex trabajadora de General Electric, Sue James, ha estado luchando para que se compense a cientos de trabajadores jubilados de Peterborough, Ontario, quienes sufrirían de una enfermedad profesional. (CBC)

Bittle dice que su informe no buscaba abordar cómo recopilar mejor los datos, ya que el objetivo era exponer claramente el problema de las muertes en el lugar de trabajo de las que no se informa.

«Lo que sí decimos es que, al menos, hay un rol de liderazgo que el gobierno federal podría y debería asumir para iniciar discusiones sobre este tema».

«Nuestro objetivo no es producir un número definitivo de muertes anuales en el trabajo, una imposibilidad dada la escasez de fuentes de datos, sino desafiar las formas dominantes de conceptualizar lo que constituye la muerte en el lugar de trabajo y en consecuencia contribuye en los esfuerzos para aumentar la conciencia académica, política y pública sobre este importante tema. En este sentido, nuestro objetivo es determinar si las estadísticas oficiales sobre muertes en el lugar de trabajo están completas con respecto a una comprensión más amplia de lo que constituye la muerte en el lugar de trabajo».

-Informe Muertes relacionadas con el trabajo en Canadá

CBC-RCI- Work-related deaths in Canada

Share
Categorías: Economía, Justicia, Política
Etiquetas: , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*