La informática y los riesgos para la democracia. Foto: iStock.

Canadá posible blanco de ataque informático en próximas elecciones federales

Escuche

El fantasma de la intromisión cibernética en los procesos electorales parece que ha llegado para quedarse durante largo tiempo.

Tras la ola de denuncias ocurridas en torno a los últimos comicios presidenciales en Estados Unidos, y la presunta interferencia de Rusia en detrimento de la ex candidata demócrata Hillary Clinton, las preocupaciones por un eventual acto de “piratería informática”, que incline la balanza a favor de un candidato que responda mejor a los intereses extranjeros, parece ir en aumento.

Ahora parece haber llegado el turno de Canadá. ¿Ahora?

Llamado de atención

Un nuevo informe de la agencia nacional de espionaje cibernético advierte sobre la posibilidad de que los canadienses padezcan algún tipo de interferencia extranjera en la próxima elección federal, prevista para octubre de 2019, en la que se elegirá al próximo gobierno central.

Según el documento difundido el lunes 8 de abril por el Centro de Seguridad de las Telecomunicaciones, Canadá no se vería exenta de un fenómeno que ha afectado al menos a la mitad de las democracias avanzadas en el mundo, que han seguido procesos electorales en el último año: ser blanco de ataques informáticos.

Los «piratas» tienen la capacidad de interferir las páginas web y modificar su contenidos. Foto: iStock.

El texto, que es una actualización del reporte titulado “Amenazas cibernéticas al proceso democrático de Canadá”, publicado en 2017, sostiene que las injerencias informáticas siguen haciendo blanco en tres objetivos principales: los votantes, los partidos políticos con sus candidatos y personal, y las propias elecciones.

Ante lo que parece ser una constatación de la creciente actividad de espionaje, sabotaje e interferencia digital, el reporte indica la necesidad de crear conciencia de la existencia de amenazas extranjeras sobre el proceso electoral canadiense y de preparar al gobierno para abordar y responder a esas amenazas.

De todos modos, los responsables relativizaron los riesgos que enfrentan los canadienses, toda vez que el sistema electoral nacional sigue dependiendo del uso de boletas en papel, con sistemas de controles y recuento de votos que dificultan la eventualidad de un fraude.

En los hechos

En 2018, la mitad de las democracias que llevaron a cabo elecciones vieron a sus procesos electorales ser blanco de actividad de piratas digitales.

La cifra muestra que los ataques cibernéticos se han triplicado desde 2015 y los expertos consideran que la tendencia se mantendrá a lo largo de 2019.

La interferencia cibernética extranjera, con blanco en los votantes, se ha vuelto la amenaza más común en su tipo contra los procesos democráticos en todo el mundo. Los responsables manipulan la información en línea, utilizando herramientas digitales, con el objetivo de influenciar la opinión y el comportamiento de los votantes.

La boleta de papel, en lugar del voto electrónico, reduce los riesgos. THE CANADIAN PRESS/Chris Young

El uso de boletas en papel y el extenso esquema de controles hacen que los intentos por subvertir el recuento de votos en Canadá se tope con un esquema de protección robusto.

El Centro de Seguridad de las Telecomunicaciones continúa trabajando en estrecha colaboración con Elecciones Canadá, los responsables de la seguridad nacional, las agencias involucradas en inteligencia y los partidos políticos federales para combatir cualquier interferencia cibernética extranjera.

Tretas y engaños

Para modificar la opinión y comportamiento de los electores, los responsables de los ataques manipulan la información en línea, frecuentemente a través de los llamados “medios sociales”, una de las principales vías de información y discusión usadas en la actualidad.

En el caso de los partidos políticos, estos recurren de manera creciente la Internet para comunicarse con sus seguidores y votantes potenciales. Los atacantes utilizan herramientas digitales para modificar el contenido de las páginas web de partidos y candidatos, alterar correos electrónicos, cuentas de medios sociales e interferir las redes y dispositivos de las organizaciones políticas, los candidatos y el personal de campaña.

En las elecciones, el recurso principal usado por los agresores es intentar minar la confianza en el sistema y reducir la asistencia de votantes, alterando la información en páginas web, medios sociales y redes informáticas utilizadas por Elecciones Canadá para dar a conocer la información referida al propio acto comicial.

La última elección presidencial estadounidense, ejemplo del mayor ataque informático conocido hasta el momento. REUTERS/Carlo Allegri/Carlos Barria/Archivo.

Antecedentes

Desde la última elección federal en 2015, la actividad política y electoral canadiense ha sido víctima de numerosas interferencias cibernéticas originadas en el extranjero.

Ejemplos:

  • Más de un adversario extranjero ha manipulado los medios sociales, mediante el uso de herramientas digitales, para esparcir en Twitter información falsa o tendenciosa relacionada con Canadá, con el objetivo de polarizar a los canadienses o minar los objetivos del país en materia de política internacional.
  • Medios de comunicación auspiciados por Estados foráneos han denigrado a ministros del gabinete canadiense.
  • Adversarios extranjeros manipularon información en medios sociales para amplificar y promover los puntos de vista críticos hacia la legislación del gobierno federal, que impone sanciones o prohíbe viajes a funcionarios extranjeros acusados de violaciones a los derechos humanos.

Miente, miente, que algo quedará

En 2016, una información falsa apareció en los medios sociales sobre una “operación canadiense fallida” contra efectivos separatistas en Ucrania, que daba cuenta de la muerte de 11 militares canadienses. Una versión en inglés del mensaje fue compartida 3.000 veces en Facebook.

Las tropas canadienses en Ucrania, blanco de noticias falsas. Foto: La Presse canadienne / Adrian Wyld.

Un informe falso similar, sobre tres soldados canadienses muertos luego que su vehículo pisó una mina en Ucrania, circuló en páginas de Internet pro-rusas en mayo de 2018.

El objetivo claro de esas informaciones era presentar a los efectivos canadienses como débiles e ineficaces en sus operaciones, sólo que las tropas que Canadá destacó en Ucrania no realizan tareas de combate.

Estar prevenidos

El documento concluye que un número creciente de adversarios políticos extranjeros cuentan con herramientas y recursos, además de conocimientos crecientes sobre el escenario político canadiense, como para producir un ataque cibernético durante los comicios federales fijados para el 21 de octubre de 2019.

De todos modos, es improbable que todo intento de interferencia con el proceso electoral canadiense alcance los niveles del llevado a cabo en la última elección presidencial estadounidense.

Es muy posible, según el reporte, que los votantes canadienses se topen con algún tipo de injerencia antes y durante la próxima votación.

El documento fue presentado el lunes 8 de abril, en una conferencia que contó con la presencia del ministro canadiense de Defensa, Harjit Sajjan, y sus pares de Seguridad Pública, Ralph Goodle, y de Instituciones Democráticas, Karina Gould.

Los funcionarios durante la presentación del informe. THE CANADIAN PRESS/Sean Kilpatrick

Fuentes: Informe del Centro de Seguridad de las Telecomunicaciones

Categorías: Internet, ciencias y tecnologías, Política
Etiquetas: , , , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.