Rosa Ballesteros, activista colombiana, directora de proyectos  de Tierra Libre, un organismo que defiende los derechos humanos, el medio ambiente y las minorías

Rosa Ballesteros, representante de una juventud comprometida con la paz en Colombia

Share

Nosotros los jóvenes consideramos que no es posible continuar con los escenarios de guerra y no es posible terminar el conflicto en Colombia bajo la eliminación del otro, sino que es necesario llegar a una salida política y negociada. Fue después de las movilizaciones juveniles que se logra la firma del acuerdo el 26 de noviembre del 2016.

– Rosa Ballesteros, activista colombiana, Directora de proyectos  de Tierra Libre

El elemento que falta para la paz, un estudio de Naciones Unidas sobre los jóvenes, la paz y la seguridad, del cual participó Oxfam Quebec, se propuso abordar esa problemática en diferentes países del mundo, entre ellos, Colombia. Una joven líder colombiana estuvo recientemente en Ottawa para la presentación del estudio y para dar su visión sobre la juventud colombiana y su implicación en el proceso de paz en su país.

Escuche

En una reunión en Ottawa: Ode Lunardi (Oxfam Peru/Oxfam-Québec), Rosa Ballesteros (Tierra Libre) Kijâtai-Alexandra Veillette-Cheezo (Wapikoni Mobile) Remie Abi-Farrage (Oxfam in Occupied Palestinian Territory and Israel) Svava Bergmann (Oxfam-Québec)

Rosa Ballesteros es  una activista colombiana, directora de proyectos  de Tierra Libre, un organismo que defiende los derechos humanos, el medio ambiente y las minorías.

Ella estuvo el pasado 4 de abril en Ottawa junto con una delegación de Oxfam-Québec donde fueron recibidos por representantes de la ONU, para presentar un estudio histórico sobre la participación de los jóvenes en los procesos de paz. Oxfam Quebec estuvo implicado en ese estudio basándose en el trabajo efectuado en Colombia conjuntamente con Tierra Libre.

Ese organismo colombiano trabaja con jóvenes mujeres campesinas (afrocolombianas, campesinas e indígenas)  para implicarlas en la puesta en marcha de una economía solidaria, en el marco del acuerdo de paz entre el gobierno y las FARC-EP.

Conversamos con Rosa Ballesteros.

La cooperación entre Oxfam Quebec y Tierra Libre

La relación entre Oxfam Quebec y Tierra Libre nace en Colombia como una iniciativa de generar alternativas innovadoras para jóvenes.

“Interesó nuestra propuesta con jóvenes campesinos, cuenta Rosa, de generar formación y asociatividad, que tenga por un lado el tema de formación de liderazgo en ciencia política, en gobernabilidad, y por el otro lado la posibilidad de generar propuestas económicas asociativas que cumplan las expectativas de los jóvenes”.

Lo que analizamos es que los jóvenes campesinos de la provincia de Sumapaz quieren permanecer en el campo pero tienen unas expectativas distintas a las de sus padres. Quieren generar permanencias de formas alternativas.

Sumapaz ¿podría perder a sus jóvenes?

Eso es un riesgo, no solamente para la provincia de Sumapaz sino en general para el país, señala sin dudar Rosa Ballesteros.

Colombia es un país con una alta biodiversidad y capacidad de producción de alimentos indica, pero que carece de una política agraria de apoyo al pequeño productor, al campesinado, indígenas y afrocolombianos.

La economía colombiana se está basando cada vez más en un régimen extractivista, lo que trae como consecuencia un desinterés marcado hacia el sector agropecuario.

«Lo que identificamos es una población juvenil que por su cercanía a Bogotá tiene una constante migración campo-ciudad lo que constituye una amenaza a la permanencia de los jóvenes en el campo».

La ONU estima que, en 2016, unos 408 millones de jóvenes (de 15 a 29 años) residían en entornos afectados por conflictos armados o violencia organizada.

Conclusiones del estudio de la ONU

El elemento que falta para la paz es una contribución importante a la comprensión de la diversidad y la complejidad del compromiso juvenil por la paz, indica el documento de la ONU. Aporta una visión nueva sobre los efectos contraproducentes de las políticas que presentan a la juventud como un desafío o un problema, en lugar de un activo y un socio indispensable en la construcción de sociedades pacíficas.

La activista colombiana  está totalmente de acuerdo con la ONU.

A los jóvenes se los critica por apáticos, por conflictivos, por su incapacidad  a dialogar con la institucionalidad, afirma Rosa.

Las conclusiones a la que llega el estudio es que hay que vencer esos tipos de estereotipos agrega ella y abrir la visión a que los jóvenes constituyen sus propias formas de organización, de participación. Evidentemente tienen sus propias demandas. El reto en parte,  de los gobiernos e institucionalidades,  está en cómo abrir puentes y dialogar con estas formas organizativas juveniles y con estas demandas.

«Hay demandas como el acceso a la educación, el tema del desarrollo económico que es mucho más que el empleo».

Los jóvenes no solo queremos empleos, sino incidir en cuáles son las propuestas de desarrollo económico para nuestras regiones y países.

En todo el mundo, 75% de los jóvenes trabajan en la economía informal

Los jóvenes colombianos comprometidos con el proceso de paz

Rosa Ballesteros cuenta que algo muy importante sucedió después del plebiscito en el mes de noviembre,  donde  lamentablemente ganó el no, por un rango muy mínimo.

“Quienes salieron a movilizarse fueron los jóvenes. Solo en la ciudad de Bogotá se movilizaron más de 30 000 jóvenes. Y esas movilizaciones ocurrieron en la mayoría de las ciudades del país”.

Se establecieron campamentos juveniles en defensa de la paz en las plazas públicas por varios días bajo una presión de la necesidad de firmar el acuerdo de paz. Y con una defensa muy sentida dentro de los colombianos, la defensa de la salida política del conflicto armado.

Nosotros y los jóvenes consideramos que no es posible continuar con los escenarios de guerra y no es posible terminar el conflicto bajo la eliminación del otro sino que es necesario llegar a una salida política y negociada. Fue después de las movilizaciones juveniles que se logra la firma del acuerdo el 26 de noviembre del 2016.

Qué hace falta para que los jóvenes sean más escuchados

Para Rosa y otros jóvenes en Colombia es muy importante implicarse más en la política. Eso, porque “hay un escenario de polarización bastante complicado que opone a dos polos: la extrema izquierda o la extrema derecha. Una va a favor de  las FARC, que promueve  actos terroristas. Es una visión. Pero si se va a la extrema derecha, en realidad son ellos los que promueven la guerra, la discriminación, la profundización de las brechas dentro del país”.

Creemos que hay que generar una política de otro tipo, más democrática, abierta, alternativa, que pueda dialogar con la sociedad civil. Porque cada uno de estos dos polos no dialoga con la sociedad civil.

Estamos en un proceso de cómo los jóvenes nos vamos involucrando en la política para hacer eso. Generar otra política.

La utilidad del estudio  

Para Rosa, el estudio de la ONU les permitirá tener en su territorio más elementos para defender la necesidad  de una política pública juvenil, los espacios propios de participación ciudadana para jóvenes.

Por otra parte está el tema de la necesaria inversión en las organizaciones juveniles.

La experiencia de su paso por Canadá

Rosa destaca antes que nada el tema de la solidaridad, algo fundamental para  Oxfam.También el desarrollar solidaridad entre países un poco más robustecidos frente a países que no lo estamos tanto, dice, además del intercambio de experiencias y aprendizajes.

Rosa Ballesteros

“He aprendido de aquí mucho sobre el tema de la interculturalidad, del manejo del gobierno, sobre la participación ciudadana, que resulta ser un poco más abierta y democrática que en Colombia.

También sobre la descentralización.  El gobierno de Colombia es sumamente presidencialista y centralista. Son varios aprendizajes.”

Esto y mucho más en la entrevista de Radio Canadá Internacional con  Rosa Ballesteros, activista colombiana, Directora de proyectos  de Tierra Libre.

El estudio El elemento que falta para la paz se realizó mediante un enfoque participativo que incluyó consultas presenciales a un total de 4.230 jóvenes y 281 grupos dirigidos de discusión en 44 países, así como 7 consultas regionales y 6 nacionales. Abarcó, además, 25 estudios centrados en países20 documentos temáticos presentados por los asociados, 5 consultas temáticas en línea, una encuesta mundial sobre las organizaciones de consolidación de la paz de la sociedad civil dirigidas por jóvenes, y ejercicios de mapeo de las iniciativas de los Estados Miembros y las entidades de las Naciones Unidas centradas en los jóvenes en relación con la paz y la seguridad.

Share
Etiquetado con: , , , , ,
Publicado en: Internacional, Política, Sociedad

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*