Raqqa, Syria, el 16 de Octubre 2017. (REUTERS/Rodi Said - RC16F8F19000)

Coalición anti Estado Islámico mató a más de 1.600 civiles en Siria durante su ofensiva en 2017

Según un informe de Amnistía Internacional hecho público este jueves, más de 1.600 civiles murieron en 4 meses durante la ofensiva de la coalición internacional dirigida por Estados Unidos contra el grupo armado Estado Islámico, EI, en 2017 en Al Raqa, ciudad siria situada en el norte del país, a orillas del río Éufrates.

Ex capital de facto del califato autoproclamado en 2014 por el Estado Islámico, la ciudad de Al Raqa fue destruida casi en un 80% durante la ofensiva de envergadura en 2017 por la coalición internacional, cuyo objetivo era expulsar a los yihadistas.

“Numerosos bombardeos aéreos no fueron precisos y decenas de miles de tiros de artillería fueron lanzados de una forma ciega” durante la ofensiva, dijo este jueves Donatella Rovera, consejera en gestión de crisis en Amnistía Internacional.

Donatella Rovera, consejera en gestión de crisis en Amnistía Internacional, en Jabalia, Territorios ocupados por Israel en Palestina, el 23 de enero 2009. (Foto: OLIVIER LABAN-MATTEI/AFP/Getty Images)

Amnistía llevó a cabo esta investigación en colaboración con Airwars, una ONG que hace el censo de las víctimas civiles de todos los bombardeos aéreos en el mundo. Sus resultados son el fruto de meses de investigación sobre el terreno y el análisis de datos, entre los que se encuentran más de 2 millones de imágenes satelitales examinadas por 3.000 voluntarios asociados al proyecto lanzado en noviembre por Amnistía Internacional.

Los autores de esta investigación sin precedentes exhortaron a los principales países miembros de la coalición, entre los que se encuentran Estados Unidos, el Reino Unido y Francia, a ser más transparentes y a asumir sus responsabilidades.

“Amnistía Internacional y Airwars hacen un llamado a las fuerzas de la coalición a que cesen de negar la chocante realidad del número de civiles muertos y la destrucción que su ofensiva provocó en Al Raqa”, dice el informe.

Combatientes de de las Fuerzas Democráticas Sirias, celebrando su victoria en Raqqa, el 17 de octubre 2017. (Foto: REUTERS/Erik De Castro – RC16D879FC40)

La coalición admitió ser responsable de la muerte de 159 civiles, o sea alrededor de 10% del número real de víctimas censado, dice Amnistía. Según Donatella Rovera, el elevado número de víctimas civiles se debe en particular a las fallas del servicio de inteligencia.

En numerosos casos, edificios residenciales fueron tomados como blanco, matando a familias enteras que vivían o que se refugiaban allí, debido a una falta flagrante de suficiente vigilancia antes de los bombardeos. La presencia de civiles en esos edificios hubiera podido “ser detectada” si hubiera habido una vigilancia adecuada de esos edificios, dice la especialista de Amnistía.

El conflicto en Siria, que comenzó en 2011, se complicó en el transcurso de los años con la implicación de países extranjeros y de grupos yihadistas en un territorio dividido. Este conflicto dejó más de 360.000 muertos y millones de desplazados y refugiados.

RCI/AFP/jmn/bek/cgo/Internet

Categorías: Internacional, Política, Religión
Etiquetas: , , , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.