Un grupo de refugiados espera mientras son abordados en un autobús por la Real Policía Montada de Canadá (RCMP) después de cruzar la frontera entre Estados Unidos y Canadá por Roxham Road en Hemmingford, Quebec, Canadá, el 3 de agosto de 2017. (Foto: ©REUTERS/Christinne Muschi)

El sistema canadiense del refugio no se da abasto, dice el Auditor General de Canadá

Share

El sistema canadiense que determina la condición de los refugiados no cuenta con los recursos necesarios para tramitar las solicitudes de asilo dentro de los plazos prescritos, señala el documento de verificación del Auditor General de Canadá.

A pesar de las reformas llevadas a cabo en 2012 para acelerar los procesos de toma de decisiones, la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá, Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá y la Comisión de Inmigración y Refugiados de Canadá siguen enfrentándose a un número significativo de solicitudes en espera de una decisión o que no pueden tratar dado que el sistema no tenía flexibilidad para tramitar mayores volúmenes de solicitudes de manera oportuna.

La explosión del número de solicitantes de asilo en 2017 dio lugar a un atraso en la tramitación de las solicitudes pendientes y a un mayor tiempo de espera de las decisiones sobre las solicitudes de asilo.

El verificador general también observó que una serie de ineficiencias han agravado los retrasos en la tramitación de las solicitudes.

«Hay duplicación de esfuerzos y lagunas importantes en el intercambio de información entre las tres organizaciones que se encargan principalmente de tramitar las solicitudes de refugiados, a saber, el Organismo de Servicios de Fronteras del Canadá, el Servicio de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía del Canadá y la Junta de Inmigración y Refugiados del Canadá.»Extracto del documento del Auditor General de Canadá

Por ejemplo, las organizaciones utilizaban sistemas informáticos que eran diferentes y tenían una interoperabilidad limitada. Aunque parte de la información se intercambiaba electrónicamente, estas organizaciones seguían utilizando archivos en papel y máquinas de fax para intercambiar información específica sobre las solicitudes.

Además, sólo un pequeño número de reclamaciones que eran elegibles para el procesamiento acelerado fueron respondidas más rápidamente. Por lo tanto, las solicitudes que podrían haberse procesado en un período de tiempo más corto han contribuido, en cambio, a atascar el sistema.

Por último, la verificación concluye que se han aplazado las audiencias de casi dos tercios de todas las solicitudes de asilo. La mayoría de estos aplazamientos se debieron a factores que estaban bajo el control del Gobierno y provocaron retrasos de varios meses.

Al respecto, verificador concluye que dado que se dio prioridad a la programación de nuevas audiencias de la Comisión del refugio, los demandantes cuyas audiencias se habían aplazado una vez anterior tuvieron que esperar un promedio de cinco meses antes de obtener una nueva fecha de audiencia.

RCI/Oficina del Auditor General de Canadá.
Share
Publicado en: Inmigración y Refugiados, Política

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*