Las tuberías en las instalaciones de Kinder Morgan Trans Mountain en Edmonton, Alberta, 6 de abril de 2017. (Jonathan Hayward / Canadian Press)

Canadá aprueba controvertido proyecto de oleoducto Trans Mountain

El oleoducto Trans Mountain no es nuevo. Existe y opera desde 1953. En ese entonces enviaba 150,000 barriles por día. Hoy,  transporta unos 300.000 barriles diarios de petróleo desde la ciudad de Edmonton, en la provincia de Alberta, a Burnaby, Columbia Británica.

El proyecto aprobado ayer por Canadá significa esencialmente la adición de un segundo oleoducto a esa línea más antigua que se extiende desde el área de arenas petrolíferas de Alberta en las Montañas Rocosas a través de Columbia Británica hasta una terminal en la costa del Pacífico.

Sin embargo, el uso y desarrollo de la tierra, es decir, ciudades expandidas, granjas, etc., ha cambiado mucho en los casi 70 años desde que se construyó la primera línea.

Sobre todo en términos de medio ambiente, que a diferencia del pasado, hoy se ha convertido en un problema importante para muchos canadienses. Y la cosa se complica cuando se posa la mirada en las Primeras Naciones.  Algunas están de acuerdo con la tubería, mientras que otras se oponen.

Escuche

El primer ministro canadiense al anunciar la decisión de construir una segunda línea del oleoducto Trans Mountain, expresó que los trabajos comenzarán este verano.

Según los cálculos gubernamentales, la segunda línea permitirá alcanzar los 890.000 barriles por día. El primer ministro Trudeau subrayó que la obra busca reducir la dependencia exportadora hacia EE UU en un momento en el que el 99% de los recursos energéticos canadienses exportados se dirigen hacia ese país

Cuando Canadá compró Trans Mountain

El gobierno liberal de Trudeau había aprobado en noviembre de 2016 la expansión de Trans Mountain, propiedad de la compañía estadounidense Kinder Morgan.

Sin embargo, el Gobierno de la provincia de Columbia Británica y diversos grupos de ambientalistas del oeste del país mostraron su oposición. Entre ellos, varias comunidades indígenas de la región presentaron un recurso legal y forzaron a Kinder Morgan a abandonar el proyecto si no existía un acuerdo entre todas las partes antes del 31 de mayo del año pasado.

Dos días antes de esa fecha, el Gobierno canadiense nacionalizó el oleoducto en una transacción valorada en 4.500 millones de dólares canadienses.

El primer ministro Justin Trudeau anuncia la aprobación de la expansión del gasoducto Trans Mountain en Ottawa el martes. (Sean Kilpatrick / Canadian Press)

Alberta y Columbia Británica, las dos caras visibles del conflicto

La decisión del gobierno canadiense da autorizar este martes 18 de junio la puesta en marcha del oleoducto Trans mountain tiene implicaciones en todo el país.

Pero en ningún lugar más que en el oeste canadiense.

Jason Kenney, primer ministro conservador electo de Alberta. THE CANADIAN PRESS/Jeff McIntosh

La provincia de Alberta ha estado presionando para su expansión.

La de Columbia Británica ha estado presionando para su anulación.

En Alberta, el primer ministro Jason Kenney se declaró entusiasmado por la decisión de Trudeau, pero dijo que quiere ver más acción y menos palabras.

Mediremos el éxito no por la decisión de hoy, sino por la construcción y lo más importante, la finalización del oleoducto.

En Columbia Británica la decepción era evidente en el rostro del primer ministro John Horgan.

Aunque lamento la decisión del gobierno federal, éste tiene autoridad para tomar esa decisión. Ahora depende del gobierno de Columbia Británica asegurarse de que a medida que avance este proyecto no tendrá ningún impacto en nuestra vida marina ni en nuestro medioambiente.

Primeras Naciones con intereses divididos

En este contexto, el gobierno liberal se reunirá ahora con grupos aborígenes que quieran comprar el oleoducto Trans Mountain. Ottawa está lista para vender su participación completa a inversores de las Primeras Naciones, Métis e Inuit.

Pero las Primeras naciones tienen sus divergencias también.

A inicios de este año, en la ciudad de Calgary, docenas de líderes de las Primeras Naciones se reunieron para discutir un plan que podría convertirlos en los próximos dueños del oleoducto Trans Mountain.

Allí discutieron  sobre el modelo financiero ideal en caso de que puedan adquirir el proyecto del oleoducto.

A su vez el Indian Resources Council of Canada (IRCC) había mantenido una reunión privada de «alto nivel» con el gobierno federal en la ciudad de Calgary donde se decidió presentar una propuesta a Ottawa para adquirir el proyecto del oleoducto en los próximos meses.

El IRCC representa a 134 Primeras Naciones que tienen recursos de petróleo y gas en sus tierras.

Pero también está la la Unión de Jefes Indígenas de Columbia Británica.

“No veremos la construcción del gasoducto pronto”.

Esto lo dijo el Gran Jefe Stewart Phillip, presidente de la Unión de Jefes Indígenas de Columbia Británica.

Para Phillip todavía no ha habido suficientes consultas con las Primeras Naciones sobre la expansión de una segunda línea de oleoducto. Mientras eso no ocurra, los obstáculos a la implementación del oleoducto permanecerán, dice.

Desarrollo económico y preservación del medio ambiente

A través de la expansión del Trans Mountain Pipeline, Canadá está promoviendo el crecimiento económico mientras lucha al mismo tiempo contra el cambio climático. Dos objetivos que de ninguna manera son incompatibles, dijo el premier Trudeau.

También hemos escuchado a los canadienses que quieren un futuro más verde. Es por eso que decidimos invertir cada dólar generado por el proyecto del oleoducto en la transición ecológica de Canadá.

-Justin Trudeau, Primer Ministro de Canadá

también dijo que cualquier producto de la venta final del oleoducto se destinará a proyectos que ayuden a la transición de los combustibles fósiles a fuentes de energía más limpias.

«Necesitamos crear riqueza hoy para poder invertir en el futuro. Necesitamos recursos para invertir en los canadienses para que puedan aprovechar las oportunidades generadas por una economía que cambia rápidamente, aquí y en todo el mundo», dijo Trudeau.

Trudeau señaló que la construcción del proyecto, que llevará el petróleo canadiense a mercados lucrativos en Asia, asegurará que Canadá no dependa de vender sus recursos naturales a un cliente: Estados Unidos

El gobierno federal estima los ingresos fiscales adicionales en aproximadamente $ 500 millones una vez que se complete el proyecto.

Posición de los partidos políticos

El líder del Partido Conservador Andrew Sheer fue el primero en emitir un comentario.

«La pregunta es cuándo se construirá este gasoducto. Los liberales no tienen absolutamente ningún plan de construcción. «

El líder del Nuevo Partido Democrático, Jagmeet Singh, se manifestó preocupado por los efectos en el medioambiente.

«En este momento, todavía no tenemos ningún plan para limpiar el betún diluido. Un solo derrame podría ser devastador para la costa, la biodiversidad y los miles de empleos que dependen de la costa. «

La líder del Partido Verde Elizabeth May, denunció «el cinismo y la hipocresía» del anuncio, en momentos en que Ottawa acababa de aprobar una moción el lunes por la noche para declarar la emergencia climática.

“No podemos alcanzar nuestro compromiso de París de mantener el aumento de la temperatura promedio global a 1.5 ° C, el nivel requerido para que sigamos viviendo en un mundo viable y construir un gasoducto”.

Si se construye, el proyecto de expansión de 1,150 kilómetros casi triplicaría la capacidad del ducto existente a 890,000 barriles por día. Eso permitiría los envíos de oleoductos desde el Oilpatch de Alberta a la costa de Columbia Británica

El tráfico de cisternas desde la terminal marítima de Westridge en Burnaby, Columbia Británica, aumentaría de unos cinco buques al mes a uno por día.

Radio Canadá-CBC- Erin Collins-Le Devoir

Más información:

Qué cambiaría para Canadá y las Primeras Naciones si éstas compran el oleoductoTrans Mountain

Qué dice la ciencia sobre el proyecto de oleoducto Trans Mountain

Alberta y Columbia Británica siguen su pulso sobre el oleoducto Trans Mountain

Debate en el Parlamento canadiense sobre el oleoducto Trans Mountain

Categorías: Economía, Indígenas, Medioambiente, Política
Etiquetas: , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.