Ballena muerta avistada el 4 de junio en el Golfo de San Lorenzo fue remolcada a una playa en Miscou, en el noreste de Nueva Brunswick. (Foto: ©RADIO-CANADA / GABRIELLE FAHMY)

Operación para recuperar artefactos de pesca que causan muerte de ballenas en costas canadienses

Más de la mitad de las 70 muertes de ballenas francas del Atlántico Norte registradas en los últimos 16 años han sido causadas por redes de pesca o colisiones de barcos. Este año ya se cuentan por 7 las muertes de ballenas en esta región de Canadá.

Esas conclusiones de un estudio publicado a finales de junio dieron lugar a la instauración de una unidad de investigación del ministerio de Pesca y Océanos de Canadá y de la Guardia Costera que este fin de semana tratará de recuperar los artefactos de pesca perdidos en el Golfo de San Lorenzo como parte de los esfuerzos para proteger a la ballena franca del Atlántico Norte.

Como parte de la operación que comenzó el jueves, los oficiales de pesca de todo el Atlántico de Canadá y Quebec están viajando por todas las áreas del Golfo donde las pérdidas de redes de pesca y otros artefactos son más comunes.

Cinco naves de la Guardia Costera fueron movilizadas

Los buques en el agua son apoyados por el apoyo aéreo de un helicóptero de la Guardia Costera y una aeronave de vigilancia de conservación y protección para ayudar a localizar cualquier equipo flotante en la superficie.

La operación se realiza a la luz del día. Cualquier equipo recuperado será descargado en Caraquet y Shediac, New Brunswick.
Desde el año pasado, la notificación de la pérdida de artes de pesca ha sido un requisito para todas las pesquerías con artes fijos en el Golfo de San Lorenzo.

Dependiendo del formulario de notificación, pueden incluir trampas para langostas y cangrejos, palangres (una línea con cuerdas que termina en un anzuelo) o redes.

Se estima que quedan unas 400 ballenas francas del Atlántico Norte en el mundo. En las últimas semanas, seis han muerto en aguas canadienses.

(Foto: ©iStock/grandriver)

Más detalles de las investigaciones sobre las ballenas francas en Canadá

Según un artículo publicado el jueves en la revista Diseases of Aquatic Organisms, las autoridades pudieron determinar las causas de 43 de las 70 muertes de esta especie.

De los 43 casos registrados, 38 fueron el resultado de la acción humana. Las ballenas quedaron atrapadas en una red de pesca o fueron golpeadas por un barco. Los otros cinco casos, todos de terneros, murieron por causas naturales.

Es esencial notar que ninguna muerte de ballena franca adulta en el Atlántico Norte se debe a causas naturales», dijo Sarah Sharp, veterinaria del Fondo Internacional para la Protección de los Animales y su Hábitat y autora principal del artículo. Esto demuestra claramente que estos animales son incapaces de llevar una vida plena y productiva porque mueren prematuramente como resultado de las actividades humanas.

(Foto: ©iStock/alexmgn)

Se estima que sólo quedan 411 ballenas francas del Atlántico Norte, incluyendo 71 hembras reproductoras. El número de muertes excede el número de nacimientos. Según la Sra. Sharp, la supervivencia de la especie no puede garantizarse con un nivel tan alto de mortalidad.

Ninguna ballena franca del Atlántico Norte murió en aguas canadienses el año pasado. Hubo 12 muertes en el Golfo de San Lorenzo en 2017. Ese mismo año, otras cinco ballenas murieron en aguas americanas.

Según Tonya Wimmer, investigadora canadiense de la Marine Animal Response Society (MARS) de Nueva Escocia, los hallazgos del estudio no representan buenas noticias.

Añadió que, en comparación con los datos de un estudio anterior en la década de 1970, el número de colisiones entre un barco y una ballena había aumentado en los últimos años.

RCI/The Canadian Press/Radio-Canada/Diseases of Aquatic Organisms
Categorías: Sociedad, Vida animal
Etiquetas:

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.