Murillo murió al ser alcanzado por los disparos policiales. REUTERS/Oswaldo Rivas.

Reclamos de justicia por hombre asesinado en Nicaragua

Varios cientos de personas se congregaron para reclamar justicia, durante el entierro de un hombre muerto el jueves 18 de julio durante un operativo policial, por los tiros disparado por un agente.

Se trata de Bryan Murillo, que fue señalado por las autoridades como un delincuente, pero que otros sectores definen como un opositor al presidente Daniel Ortega.

El hombre se encontraba en su vivienda, junto a su familia, cuando en horas de la madrugada se produjo una redada de las fuerzas de seguridad que, según algunos testimonios, entraron a la morada disparando en medio de la obscuridad.

Los asistentes al entierro acusaron al gobierno de Ortega por la muerte. REUTERS/Oswaldo Rivas.

Al grito de ¡Viva Nicaragua! y ¡Justicia!, allegados a la víctima y otras personas que asistieron a la inhumación de Murillo denunciaron que se trató de un crimen político.

La policía, por su parte, había afirmado que el hombre era un delincuente que estaba siendo requerido por la justicia bajo el cargo de robo.

En la acción resultaron heridos un tío y un hermano de Murillo.

“El hecho de entrar en una vivienda a las 5 de la mañana, sin una orden judicial de allanamiento y disparando tiene un solo nombre, asesinato”, sostuvo un abogado integrante de la organización “Defensores del pueblo”.

La familia del hombre muerto sostiene que este había participado en manifestaciones contra el actual presidente nicaragüense, Daniel Ortega, durante la primavera de 2018.

La familia sostuvo que se trató de una venganza por las protestas en las que participó la víctima. REUTERS/Oswaldo Rivas.

Varios sectores acusan a Ortega, otrora líder de la Revolución Sandinista que desalojó del gobierno a la dictadura de Anastasio Somoza, de cometer abusos de poder, entre los que se cuenta la persecución y amedrentamiento de opositores.

Durante las protestas, que se han sucedido en los últimos tiempos, se registraron choques entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad, que dejaron un saldo de más de 300 muertos y cerca de 2.000 heridos, en base a datos de entidades humanitarias.

El operativo en el que perdió la vida Murillo fue denunciado por diversas entidades locales e internacionales, entre las que se encuentra la Organización de  Estados Americanos (OEA).

El suceso ocurre en momentos en que la nación centroamericana conmemora el 40 aniversario de la Revolución Sandinista, que fue liderada por Ortega y que puso fin a la dictadura de los Somoza, quienes detentaron el poder desde la década de 1930, con el apoyo de diversos gobiernos estadounidenses.

Categorías: Internacional, Justicia, Política
Etiquetas: , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.