Mónika Oviedo y Pamela Arancibia

Hijas de refugiados en Canadá toman la posta solidaria de sus padres

Share

El despertar de la conciencia

Son hijxs de exrefugiados que llegaron a Canadá huyendo de dictaduras y guerras civiles.

Si bien las identidades del exilio son a veces muy complejas, muchxs hijxs de refugiados crecieron en el nuevo país en un ambiente politizado, progresista, compartiendo con sus familias y amigos historias e ideas. Pero en el caso de Pamela Arancibia y Monika Oviedo, los ideales dieron paso a la práctica, a la acción, a la lucha. Abogando por lo que sus padres consiguieron antes. Un lugar en el mundo donde vivir en paz.

Así nació en Toronto, la Coalición para el Norte de Centroamérica, CNCA.

Escuche

A partir de 1973, miles de chilenos buscan asilo político en Canadá.
FOTO: RADIO-CANADÁ

El despertar de la acción

En marzo pasado la Munk School of Global Affaires and Public Policy de Toronto organizó un panel de discusión sobre Centroamérica, donde se habló de migración forzada, de las causas de las «caravanas» y también de la respuesta de Canadá ante esa una crisis regional.

Foto: UofT

En esa presentación se difundieron cifras alarmantes: solo en los primeros dos meses de 2019, casi  8 000 personas mayormente de Honduras y El Salvador pidieron asilo en México.

El desplazamiento interno y el regional llevaron a  organismos internacionales como el ACNUR a intervenir junto con los Estados de la región para tratar de dar una respuesta a esa marea humana necesitada de lo básico.

Los Estados del Norte de Centroamérica (NCA)  El Salvador, Honduras y Guatemala se caracterizan por pobreza endémica, corrupción, violencia de pandillas, criminalidad, violencia de género, y estados débiles o represivos, la situación es crítica para miles de personas.  Eso es lo que se dijo en el panel en Toronto, que ofreció un análisis en profundidad de la situación.

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados dice que el número de refugiados desplazados de Centroamérica llegará a 539,500 para fines de este año.

A pesar de eso,  las cifras más recientes muestran que en 2017, Canadá asignó solo 380 de los 25,000 lugares de reasentamiento de refugiados a los de las Américas, en comparación con 590 en 2013.

Pamela Arancibia con su padre Roberto Arancibia. Foto: Omar Badrin

En consecuencia, el panel lanzó la pregunta: ¿Qué puede hacer Canadá para ayudar?

Para nosotros que estábamos en esa charla, las cifras mencionadas nos resultaron un poco chocantes, cuenta Pamela.  A partir de ese momento ella y Monika se pusieron en contacto con varias personas para ver si se podía presionar al gobierno para que hiciera su parte.

Para nosotros era claro que Canadá podía hacer mucho más. En el pasado lo hizo y pensamos que tiene que regresar a sus raíces de apertura.

-Pamela Arancibia

La solidaridad mamada en el hogar del nuevo país

Pamela es hija de chilenos que llegaron a Canadá como refugiados después del golpe de Estado en 1973.

Su padre era un activista político en Chile en 1975. Fue secuestrado y amenazado. Tras ser liberado huyó a Argentina, donde él y su familia pudieron venir a Canadá auspiciados por el ACNUR, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

Monika es hija de refugiados salvadoreños. Sus padres llegaron con estatus de refugiados en el año 1991 por la guerra civil y porque recibieron amenazas de agentes militares. Cuando llegaron a Canadá se instalaron en  en la ciudad de Kitchener Ontario.

En esos años Canadá abrió sus puertas generosamente  a miles de refugiados políticos provenientes de países como Chile, Argentina o Uruguay. Por aquel entonces gobernaba al país Pierre Trudeau, padre del actual primer ministro Justin Trudeau.

Ottawa y la figura jurídica del refugio político

Canadá en ese momento no tenía regulaciones para ayudar a los solicitantes de asilo políticos. La crisis chilena obliga a Ottawa a llenar este vacío. En octubre de 1973, el gobierno de Pierre Elliott Trudeau emitió certificados ministeriales autorizando a docenas de chilenos a refugiarse en Canadá.

Fue después de la crisis de refugiados chilenos que el gobierno canadiense cambió su ley de inmigración para incluir a los refugiados políticos como inmigrantes elegibles.

Una década más tarde, los refugiados provenían mayoritariamente de países centroamericanos, como El Salvador o Guatemala.

Helen Oviedo y su hija Monika

“Yo nací y crecí en la ciudad de Calgary, Alberta. Lo hice en una cooperativa de habitación latinoamericana donde la mayoría de las familias venían de un contexto de exilio. Muchos eran chilenos, después fueron también guatemaltecos y salvadoreños. Entonces para nosotros ese contexto del exilio formaba gran parte de nuestra identidad. Y saber que en este momento hay otros latinoamericanos que necesitan que les abran las puertas, pero que no está sucediendo, nos dio mucha pena”.

-Pamela Arancibia

« Estoy muy orgullosa de ser una Canadiense Salvadoreña, las dos culturas son muy importante para mí. Mis padres siempre me hicieron sentir orgullo y amor por nuestra cultura y al mismo tiempo me hicieron sentir agradecida por la oportunidad de vivir en este país. Todavía tengo familia en El Salvador, y también en Estados Unidos. Además visito El Salvador cuando tengo la oportunidad ».

-Monika Oviedo

La Coalición para el Norte de Centroamérica

Pamela destaca que se dieron cuenta  que la región centroamericana del norte  “está pasando por una crisis que se parece mucho a una zona de guerra y que necesita de atención. Sin embargo Canadá está acogiendo a poquísimas personas de esta región debido a que no hay una guerra civil en este momento y por eso no les reconoce el estatus de refugiados”.

Pamela y Mónika decidieron pasar a la acción creando la Coalición y ocupando un espacio público a través de una petición lanzada al gobierno y a los ciudadanos canadienses.

“La petición tiene un par de objetivos. Primero que nada es una manera de entrar en conversación con la comunidad canadiense, porque muy pocos canadienses saben lo que está pasando en la región. Y todavía existe la idea que las personas que huyen de sus países en Centroamérica lo hacen por razones económicas. Existe una idea falsa de lo que está pasando. Muchos canadienses no se dan cuenta que esas personas están huyendo de la violencia, de la represión política, de los efectos ambientales.

-Pamela Arancibia

Por esa razón, explica la joven canadiense de origen chilena, la Coalición propone un diálogo entre los canadienses. Para cuestionar,  pensar por qué la gente está huyendo.

«La segunda parte está dirigida al gobierno. Queremos presionar para que abra las puertas, que reconozca que los centroamericanos necesitan asilo».

En esa lógica, la joven canadiense de origen salvadoreña, está convencida  de que la  Coalición puede influenciar a la opinión pública  y la política Canadiense, con la esperanza de proveer asilo a las personas que lo necesitan.

“Cómo centroamericana me siento frustrada de ver las horrendas historias en la frontera de Estados Unidos donde las personas han sido tratadas inhumanamente. Aunque no puedo influenciar ni cambiar la situación políticas en Centroamérica o incluso en Estados Unidos, pienso que al menos puedo abogar por derechos humanos y compasión aquí en Canadá”.

-Monika Oviedo

Para la joven salvadoreña no hay ninguna duda que Canadá tiene la capacidad y experiencia para hacerlo. Ella recuerda a las  25,0000 personas refugiadas de siria que llegaron en 2015.

“En ese tiempo, me sentí muy orgullosa de ver como Canadá respondió a esa tragedia. Pero ahora, es triste ver su silencio cuando miles de personas son tratadas inhumanamente en el borde de Estados Unidos/México mientras ellos buscan asilo. »

CNCA

El futuro de la Coalición

Pamela cree que la Coalición llegó para quedarse. Porque su objetivo a largo plazo es educar explica. Pero no solo explicando a los canadienses la realidad de los centroamericanos en sus países, sino también la de los que llegan a Canadá y cómo contribuyen al desarrollo de esta sociedad.

Si Canadá se muestra solidario con los refugiados, acogiéndolos, entonces luego habrá también que hacer un trabajo que les permita integrase a la sociedad canadiense.

Y la Coalición estará lista parta hacerlo dicen ambas.

«!Los miembros de la coalición somos una gran mezcla, la mayoría somos centroamericanos y suramericanos. Pero no es exclusivo, la puerta está abierta para cualquier persona que quiere unirse a esta causa!».

-Monika

Esto y más en la entrevista radiofónica con Pamela Arancibia. La entrevista con Monika Oviedofue por escrito. Ambas jóvenes están al origen de la creación de la  Coalición para el Norte de Centroamérica, en Toronto.

Share
Categorías: Inmigración y Refugiados, Política, Sociedad
Etiquetas: , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia o en uno de los dos idiomas oficiales, inglés o francés. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

*

Un comentario sobre “Hijas de refugiados en Canadá toman la posta solidaria de sus padres
  1. Avatar Elizabeth dice:

    Felicito la iniciativa de las jóvenes Pamela y Mónica . Deseó que Dios las continúe usando para solicitar ayuda al gobierno de Canadá y así dar oportunidades muchas persona que sueñan con superarse y tener una mejor vida llena de paz y disfruten del bello pais de Canadá que cuenta con el ambiente que todo ser humano sueña y sus habitantes reflejan ser personas de gran corazón dispuestos a amar y apoyar al prójimo. Dios bendice las buenas acciones.