El fuego no detiene su curso. Foto: Australian Broadcasting Corporation, Channel 7, Channel 9 via AP.

Australia recibió el nuevo año entre las llamas

Miles de personas quedaron varadas en un centro turístico de Australia, al tiempo que los incendios forestales que afectan a esa nación parecen lejos aún de poder ser controlados.

El siniestro, que hasta el momento ha consumido cerca de 5 millones de hectáreas, arroja un saldo provisorio de 12 personas muertas y más de 1.000 viviendas destruidas.

Se trata de uno de los incendios más graves que haya registrado la nación oceánica.

En varios sitios las llamas se encuentran fuera de control. Twitter@NSWRFS via AP.

Los estados más afectados por el fuego son los de Queensland y South Wales (Gales del Sur).

La temporada de incendios se presentó prematuramente este año, favorecida por un invierno templado y seco.

A pesar de la prevenciones y llamados de las autoridades para que la gente evacúe las zonas más amenazadas, la policía de South Wales confirmó la muerte de dos personas, presuntamente padre e hijo, cuando la vivienda en la que se encontraban fue invadida por las llamas.

Los efectivos se encuentran buscando a una tercera persona que hasta el momento no respondió al llamado de los rescatistas.

En la localidad de Victoria, al menos 30 focos continuaban ardiendo, al tiempo que numerosos hogares quedaron sin suministro eléctrico.

Efectivos militares fueron despachados hacia esa ciudad para ayudar en la evacuación de los pobladores.

A pesar de la tragedia, Sídney no suspendio los festejos de Año Nuevo. Mick Tsikas/AAP Image via AP.

También en la región de Tasmania el siniestro sigue sumando afectando una superficie cada vez más extensa, con otros 30 incendios en curso.

Las imágenes de televisión mostraron con elocuencia lo acuciante de la situación, con decenas de personas refugiadas en la playa, escapando de la barrera de fuego, al tiempo que la escena se tenía de un color rojizo intenso, debido a la proximidad e intensidad de las llamas.

Varias localidades australianas anunciaron la cancelación de los tradicionales festejos de Año Nuevo, que son televisados a todo el mundo, al tratarse de una de las primeras naciones en cambiar de año. No fue el caso de Sídney, que decidió seguir adelante con la celebración.

Decenas de bomberos canadienses se encuentran en Australia colaborando en las tareas para combatir el fuego.

Fuentes: The Canadian Press / News.Com.Au

Categorías: Internacional, Medioambiente
Etiquetas: , , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.