Jefe Na'moks, portavoz de los jefes hereditarios Wet'suwet'en. (Foto: THE CANADIAN PRESS/Amy Smart)

Posible solución a la crisis que paraliza el transporte ferroviario en Canadá

El portavoz de los jefes hereditarios de la Primera Nación Wet’suwet’en anunció que se reunirá en la tarde de este jueves y mañana viernes con representantes de los gobiernos federal y de Columbia Británica, provincia de la costa pacífica canadiense.

El jefe Na’moks, también conocido como John Ridsdale, declaró al fin del día miércoles que el gobierno de la provincia había cancelado las negociaciones previstas para tratar de encontrar una solución al problema de las barricadas que  bloquean en tráfico ferroviario en el país.

El portavoz de los jefes hereditarios Wet’suwet’en, dijo que los responsables gubernamentales habían pedido a los jefes hereditarios hacer una llamado a todos sus aliados de las otras naciones indígenas para que cesen sus acciones.

John Horgan, Primer ministro de Colubmia Británica. (Foto: THE CANADIAN PRESS/Chad Hipolito)

La oficina del Primer ministro de Columbia Británica John Horgan, dijo que era lamentable que no se haya podido llegar a un acuerdo para lograr realizar una reunión con los jefes hereditarios de Wet’suwet’en.

En el transcurso de la noche pasada, el jefe Na’moks declaró que se había tratado de un malentendido y que la reunión se llevará a cabo. La oficina del primer ministro Horgan dijo que confirmará la realización de la reunión en el transcurso del día.

Carolyn Bennet, ministra responsable las relaciones con las naciones indígenas declaró por su parte que espera noticias de parte de los jefes hereditarios cuya oposición al proyecto de gasoducto Coastal GasLink en Columbia Británica provocó la crisis actual.

Carolyn Bennet, ministra federal responsable de las Relaciones con los Indígenas. (Foto: THE CANADIAN PRESS/Adrian Wyld)

Los jefes hereditarios reclaman ciertas concesiones antes de sentarse con los representantes del gobierno de Canadá y de Columbia Británica. El Primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, que busca no solo una solución rápida y pacífica sino sobre todo durable, considera que esta reunión es clave para resolver la crisis.

Durante todo el día de ayer, la oposición conservadora en Ottawa multiplicó las críticas contra el gobierno liberal y su forma de manejar la crisis. Los conservadores reclaman desde su inicio una vigorosa intervención de las fuerzas policiales, a la cual se ha opuesto Justin Trudeau desde el principio.

Pero, aunque se levanten las barricadas en las próximas horas, tomaría varias semanas antes que la actividad económica del país vuelva a su cauce normal, afirma el ministro federal de Transporte, Marc Garneau.

RCI con información de La Presse Canadienne

Categorías: Indígenas, Medioambiente, Política
Etiquetas: , , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.