La fuerza policial de Montreal sigue siendo abrumadoramente blanca, según su informe 2016. Solo 324 oficiales de un total de 4.586 en la fuerza policial son minorías visibles, lo que representa el siete por ciento del total. Según Estadísticas Canada las minorías visibles representan el 32 por ciento de la población de Montreal. (Graham Hughes/Canadian Press)

Policías negros de Montreal piden que se deje de negar el racismo sistémico

En la provincia de Quebec, donde el propio primer ministro provincial, el millonario François Legault, niega la existencia del racismo sistémico, las fuerzas policiales se caracterizan por su falta de representatividad en relación a la población a la que, en principio, deben servir y proteger.

En este contexto, nueve policías negros de Montreal enviaron una carta a Yves Francoeur, presidente de su sindicato en la que le piden que reconozca la existencia de racismo sistémico en la fuerza, después de que él minimizara el tema en varias entrevistas a principios de este mes.


En la carta dirigida al presidente de la Fraternidad de la Policía de Montreal, los oficiales negros destacaron que les sorprendió escuchar que Francoeur no cree que exista un racismo sistémico en la fuerza policial.


Los oficiales describieron la existencia de una «cultura de silencio» dentro de la Policía de Montreal que impide a sus colegas hablar contra el racismo.

«No podemos culparte por no conocer nuestra realidad, cuando la cultura del silencio es para nosotros la más común de las opciones en varias situaciones», dijeron los oficiales negros en la carta.

El Presidente de la Fraternidad de policías de Montreal, Yves Francoeur. (Foto: Radio-Canada)

Yves Francoeur dió una serie de entrevistas a principios de junio, tras las protestas en Estados Unidos y Canadá por la muerte de George Floyd, un negro asesinado por la policía de Minneapolis.

Las manifestaciones, incluidas las que se llevaron a cabo em Montreal, criticaron la violencia policía contra personas de raza negra, indígenas y personas de color. Las protestas exigían reformas amplias para resolver el problema del perfilado racial y otras formas de discriminación sistémica. 

Francoeur dijo a la cadena de televisión francófona TVA: «No creo que haya racismo a nivel de las fuerzas policiales».


«No conozco a ningún policía que detenga a alguien sólo porque es negro».

Yves Francoeur, presidente del sindicato de policías de Montreal.


En su carta, los nueve policías negros dijeron que esas declaraciones del presidente del sindicato de policías les hicieron «darse cuenta de que nuestro sindicato no tiene la misma comprensión de la realidad que sus miembros a los que se les llama racializados».

La carta también señala un reciente informe de la oficina de consultas públicas de la ciudad que recomienda que la cultura dentro del servicio de policía debe cambiar para hacer frente al problema del perfilado racial.

Un estudio encargado por la ciudad de Montreal sobre las acciones de la policía entre 2014 y 2017 demostró que los ciudadanos que los negros e indígenas de Montreal tenían cuatro veces más probabilidades de ser objeto de controles policiales en la calle que los blancos. Los árabes eran dos veces más propensos. (Foto: Graham Hughes/Canadian Press)

En un informe separado, publicado el año pasado, encontró que los negros y los indígenas tenían entre cuatro y cinco más probabilidades de ser detenidos por la policía de Montreal.

A principios de este mes, el jefe de la policía de Montreal, Sylvain Caron, dijo que estaba comprometido con la eliminación de la práctica del perfilado racial por parte de sus agentes y reconoció que el racismo sistémico era un problema en las filas de la policía de Montreal.

En su carta, los oficiales piden a su sindicato que reconozca la existencia del racismo sistémico.

«Reconocer un problema es el primer paso hacia una solución; nos gustaría que la Fraternidad de policías de Montreal también atienda al problema», escribieron los nueve policías negros.

Por su parte, en una conferencia de prensa este domingo, la organización de la sociedad civil Centro de Investigación-Acción sobre Relaciones Raciales (CRARR) dijo que durante décadas el racismo sistémico ha sido un problema constante en la Policía de Montreal.

Alain Babineau, portavoz de CRARR y ex oficial de la Policía Federal, dijo que el problema se remonta al primer oficial negro en la policía de Montreal, Édouard Anglade, un inmigrante haitiano que ingresó a la fuerza en 1974.

Anglade se enfrentó a la discriminación mientras trabajaba como oficial y ganó un caso de acoso racial en el lugar de trabajo contra la organización policial en 1988.

«Creo que el estrés que tuvo que aguantar lo llevó a su prematura muerte», dijo Babineau. Anglade tenía 63 años cuando murió.

Alain Babineau, portavoz de la CRARR y ex oficial de la RCMP, pidió a la Fraternidad de policías de Montreal que escuchen la voz de los oficiales no blancos. (Valeria Cori-Manocchio/CBC)

Babineau dijo que se supone que el sindicato representa a todos los oficiales. Pidió al sindicato que empezara a escuchar las necesidades de sus miembros de color.

«En la policía existe el código de silencio. Existe esta fraternidad, y se espera que la gente de color guarde silencio sobre los temas de racismo», dijo Babineau.

El CRARR distribuyó la carta abierta a los medios de comunicación con la condición de que no se nombrara a los oficiales.

Babineau dijo que se reunió con los oficiales que escribieron la carta la semana pasada, para discutir algunas de esas necesidades.

Dijo que los oficiales quieren que la Policía de Montreal desarrolle mejores sistemas de evaluación para los cadetes, a fin de evaluar sus niveles de prejuicios implícitos.

El grupo pidió que la fuerza policial tenga una política de tolerancia cero para la discriminación, y que los reincidentes sean expulsados de sus filas.


«No todos los oficiales de la Policía de Montreal son racistas. Decir eso sería tontería. Pero cuando tienes un sistema deficiente, esto permite que las manzanas podridas no sólo prosperen, sino que también infecten a otros y que incluso sean ascendidos en el sistema.»

Alain Babineau, portavoz de CRARR y ex oficial de la Policía Federal.


Otro pedido de los nueve policías negros es que más oficiales de la policía vivan realmente en Montreal. Babineau dijo que actualmente alrededor del 75 por ciento de los oficiales de policía de Montreal viven fuera de la isla de Montreal.

Este hecho refuerza el racismo sistémico, dijo Babineau, porque la mayoría de los agentes no tienen la oportunidad de conocer la vida cotidiana de las comunidades en las que trabajan.

El jefe de la policía de Montreal, Sylvain Caron, reconoció la necesidad de atender las quejas de larga data sobre el perfilado racial que los agentes de la Policía de Montreal aplican contra la población no blanca. (Foto: Charles Contant/CBC)

Por su lado, el presidente del sindicato Yves Francoeur envió una respuesta a los policías negros, defendiendo su negativa a reconocer la existencia del racismo sistémico en las filas de la Policía de Montreal.


«El significado dado al término ‘racismo sistémico’ es diferente del que naturalmente entendemos al leer la definición de las palabras que lo componen. Esta es probablemente la razón por la que no hay consenso o comprensión uniforme de esta expresión.»

Yves Francoeur, presidente de la Fraternidad de policías de Montreal.


También dijo que el término «racismo sistémico» sugiere que todo el mundo está deliberadamente implicado en un sistema racista… además de ser falso, [esto] es indignante para los agentes de policía de Montreal. Por lo tanto, abandonamos la semántica para evitar dividirnos en torno a una expresión».

Francoeur dijo que el sindicato está en contra de todas las formas de discriminación y que es importante luchar contra el racismo en las filas de la fuerza.

Fuentes: CBC / V.Cori-Manocchio / S. Nakonechny / FDPPM / Canadian Press / RCI

Categorías: Inmigración y Refugiados, Política, Sociedad
Etiquetas: , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.