Tenga cuidado con los estafadores y vendedores de ilusiones

0 / 1865

Como ocurre en muchos casos, hay gente inescrupulosa –aquí en Canadá o en otras partes del mundo- que se aprovechan de su condición de persona en riesgo para exigirle dinero, venderle rutas de llegada o hacerlo pasar por lugares clandestinos para llegar a Canadá.

 

Desconfíe de esas personas y tenga cuidado de no caer en manos de falsos abogados o falsos consejeros de inmigración o de las personas, empresas o grupos que le exigen dinero asegurándole que lo van a “lleva a Canadá” o garantizándole que “Canadá lo acepte” como refugiado.

 

NADIE puede prometerle -ni siquiera un abogado o un consejero de inmigración- que su solicitud de refugio será tratada de forma acelerada o especial NI MUCHO MENOS que la solicitud de refugio será aceptada y aprobada.

 

NO pague si alguien le propone apadrinarlo para que sea seleccionado como refugiado: el mecanismo de apadrinamiento o patrocinio existe pero los costos son asumidos por quien lo apadrina y por Canadá.

 

(No deje de escuchar las “Confesiones de un comprador de ilusiones” un reportaje que cuenta la historia de alguien que mintió y que teme –aún hoy, décadas después de haberlo hecho- que se den cuenta y lo saquen del país.) 

 

No pague “sobornos” a quienes le digan que pueden hacer que todo salga a su favor: seguramente lo están estafando. Las decisiones sobre esos temas se toman, generalmente, en delegaciones diplomáticas canadienses ubicadas fuera del lugar donde se presentan las solicitudes.

 

En Canadá, las autoridades migratorias siempre recomiendan que quienes tengan dudas sobre el tema del refugio se dirijan a las embajadas ubicadas en varias partes del mundo.

 

También es muy posible que usted encuentre todas las informaciones oficiales en su propia lengua si busca el sitio web de la delegación diplomática canadiense de su región.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *