Guy Alden solía confiar en este dispositivo de silla de ruedas para caminar y un scooter de movilidad para moverse, pero ahora camina sin ayuda. La foto lo muestra caminando con sensores especiales utilizados en el proyecto de investigación. Ellos registran el movimiento del participante y siguen su progreso a lo largo del tiempo. Poco después del tratamiento pudo irse de vacaciones con su esposa a Hawai, caminando sin ayuda (Lawson Research Institute)

Nuevo tratamiento canadiense restaura la movilidad de pacientes con Parkinson 

Share

Cuando uno camina no piensa en que lo está haciendo. Sin embargo, la interacción entre el cerebro y el cuerpo es imprescindible para ordenar la realización de ese movimiento concreto. En realidad cualquier movimiento requiere de esa comunicación.

Un profesor de la Universidad Western en la provincia canadiense de Ontario cree que la enfermedad de Parkinson reduce las señales cuando regresan al cerebro, lo que interrumpe el ciclo y causa que el paciente se paralice.

El profesor y neurólogo Mandar Jog puso a punto un nuevo tratamiento que utiliza impulsos eléctricos en la columna vertebral y que logra una clara mejora en la movilidad.

El profesor Mandar Jog puso a punto un nuevo tratamiento que utiliza impulsos eléctricos en la columna vertebral y que logra una clara mejora en la movilidad. Youtube

El primer paciente

Después de ser diagnosticado con la enfermedad de Parkinson en 2002, Larry Walleyn desarrolló problemas de bloqueo de marcha. Le costaba moverse, a veces no podía hacerlo y las caídas eran frecuentes. Sus síntomas le hicieron perder gran parte de su independencia.

El bloqueo de la marcha o parálisis es un síntoma de la enfermedad de Parkinson. Dificulta la capacidad de producir movimientos de pasos continuos. Esa inmovilización es impredecible, lo que aumenta el riesgo de caídas y lesiones. Los episodios de bloqueo pueden ser tan cortos como unos pocos segundos o pueden durar horas.

Olivia Samotus, candidata al doctorado; Larry Walleyn, paciente participante; y el Dr. Mandar Jog. Foto: lawsonresearch

Hace un año, Larry se convirtió en el primer paciente en Canadá en someterse a una cirugía de estimulación de la médula espinal (SCS) para mejorar la movilidad,  en un estudio dirigido por el científico de Lawson, el Dr. Mandar Jog.

En esta cirugía, dos derivaciones que envían impulsos eléctricos se colocan a lo largo de la médula espinal en la espalda baja del paciente. Un dispositivo de mano puede controlar la frecuencia y la fuerza de los pulsos eléctricos.

Como parte de este estudio, otros cuatro pacientes con enfermedad de Parkinson avanzada recibieron la cirugía, realizada en el Hospital Universitario del London Health Sciences Center (LHSC) por el Dr. Andrew Parrent, científico de Lawson y Jefe de neurocirugía en LHSC.

El profesor Jog se sorprendió al ver que el tratamiento funcionaba incluso cuando el implante estaba apagado.

El médico cree que el estímulo eléctrico reactiva el mecanismo de retroalimentación entre las piernas y el cerebro, que es exactamente el proceso que se afecta por la enfermedad.

«Esta es una terapia de rehabilitación completamente distinta», comenta. «Habíamos pensado que los problemas de movimiento ocurrían en los pacientes de parkinson porque las señales del cerebro a las piernas no se transmitían».

Eso quiere decir, señala, que podrían ser las señales que regresan al cerebro las que se atenúan.

Las partes del cerebro relacionadas con el movimiento (señaladas en rojo a la izquierda) no funcionaban correctamente, pero tres meses luego del experimento fueron restablecidas.. Western U. Youtube

Los cinco participantes experimentaron una disminución promedio en el número de episodios de parálisis de 16 a 0 durante 6 meses, y mostraron mejoras significativas en la velocidad de caminar y la longitud de los pasos.

“La parálisis  de la marcha limita la capacidad de realizar actividades diarias, por lo que las mejoras que hemos visto de SCS realmente han significado una mejor calidad de vida para estos pacientes. Por ejemplo, un paciente estaba en silla de ruedas antes del estudio y ahora solo lo usa para largas distancias”, dice el Dr. Jog, quien también es neurólogo.

Gail Jardine, una paciente de 66 años, se encuentra entre aquellos que se han beneficiado del tratamiento. Antes de recibir el implante, a inicios del año, Jardine apenas podía moverse y se caía dos o tres veces al día.

Por priemra vez en dos años Gail Jardine, de 68, pudo caminar afuera sin temor a caerse. Ella y su esposo, Stan, disfrutan nuevamente de un paseo por el parque juntos. Foto: Instituto lawson research.

Perdió la confianza y dejó de caminar por el campo en Kitchener, Ontario, algo que le encantaba hacer con su esposo, Stan. Ahora, por primera vez en más de dos años, han vuelto a caminar juntos.

«Puedo caminar mucho mejor», dice la mujer. «No me he caído desde que comencé el tratamiento. Me ha dado más confianza y tengo muchas ganas de salir a caminar con Stan y quizás incluso salir yo sola».

Los canadienses y la enfermedad de Parkinson

La enfermedad de Parkinson se caracteriza por una constelación de manifestaciones clínicas, que incluyen lentitud de movimientos, rigidez, temblor e inestabilidad postural (o falta de equilibrio y coordinación).

Es un trastorno del movimiento y, a medida que avanza la enfermedad, se afectan los movimientos corporales, como caminar y hablar.

Foto: Radio Canada

¿A cuántas personas afecta la enfermedad de Parkinson?

La enfermedad de Parkinson afecta a 1 de cada 500 personas en Canadá. Más de 100,000 canadienses viven con Parkinson hoy y aproximadamente 6,600 casos nuevos se diagnostican cada año en Canadá (según la incidencia anual de 20 casos nuevos por 100,000 personas).

La mayoría son diagnosticados a partir de los 60 años; sin embargo, al menos el 10% de la población de Parkinson desarrolla síntomas antes de los 50 años.

Aproximadamente cuatro millones de personas en todo el mundo viven con la enfermedad.

La investigación se amplía

Cinco años después de que los pioneros recibieran tratamiento por primera vez, uno murió, otro vio que las mejoras disminuían después de tres años y medio, pero los otros tres continúan disfrutando los cambios, dijo Jog.

El Dr. Jog señala que no se trata de una cura a la enfermedad de Parkinson, pero señala que esta nueva investigación, aunque se encuentra en sus primeras etapas, mejoró la calidad de vida de los pacientes.

El Dr. Jog y su equipo están probando la estimulación de la médula espinal en otros 10 pacientes de Parkinson y en personas con otros trastornos del movimiento, como la parálisis supranuclear progresiva, para la cual prácticamente no hay tratamiento. También podría ayudar a muchas personas que padecen el «trastorno de la marcha vascular», cuyos movimientos se han visto afectados por los mini accidentes cerebrovasculares.

RCI-The Guardian-National Post-BBC- Internet

Más información:

Estudio canadiense determinó que el café no trata el mal de Parkinson pero sí lo previene

Tango para luchar contra la enfermedad de Parkinson

200 años del descubrimiento de la enfermedad de Parkinson, avances y desafíos

Investigadores canadienses aconsejan bailar y mucho a los enfermos de Parkinson

Share
Categorías: Salud, Sociedad
Etiquetas: , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*