Una experiencia cinematográfica fuera de lo común. Foto: Acéphale.

El cine desmesurado de Mariano Llinás se presenta en Montreal

Escuche

Cuando de pequeño Mariano Llinás se sintió atraído por los colores y el diseño de la bandera de Canadá, y se puso soñar con conocer algún día ese país que imaginaba gélido, tal vez nunca pensó que llegaría aquí como realizador cinematográfico, para presentar dos de sus películas.

Por estos días, la sala Cinéma Moderne y la revista Cinéma 24 auspician la proyección de los filmes Historias Extraordinarias y La Flor, escritas y dirigidas por el realizador argentino.

Se trata de dos obras que apelan a numerosos y variados géneros de la narrativa cinematográfica y que fueron realizados en diversos escenarios alrededor del mundo, con un presupuesto de tan solo 250.000 dólares.

A pesar de su extensión, la película fue realizada de manera artesanal. Foto: Acéphale.

Pero el dato que salta a primera vista es la duración de ambas cintas.

Historias Extraordinarias se extiende por poco más de 4 horas y La Flor tiene una duración total de 14 horas.

En el caso de La Flor, se trata de una experiencia cinematográfica que se presta, entre otras cosas, a ser consumidas de diversas maneras; de hecho, la versión francesa está dividida en 4 partes y la argentina en 3. El director reconoce la necesidad de permitir al espectador ver los filmes en base a sus posibilidades, pero recomienda evitar la tentación de querer hacerlo de corrido, ya que entiende que 14 horas seguidas es algo difícil de digerir.

Llinás confesó haber sido sorprendido por el verano tórrido que encontró en Canadá. Foto: RCI.

Otra característica de la obra es que la trama es múltiple, compuesta por las diversas historias que relata, que son interpretadas por el mismo grupo de actrices, a las que reconoce ser tan responsables de la realización de la cinta como él, en su rol de guionista y director.

Llinás presenta además un producto que contradice las concepciones que, de la mano de las nuevas tecnologías, sostienen que “toda la gente” quiere contenidos cortos y de consumo fácil. Habrá quienes busquen tal experiencia, pero también quienes “disfruten pasando horas en un cine”, sostiene.

Hostorias con un mismo hilo conductor: sus actrices. Foto: Acéphale.

Enamorado de Montreal, en la que descubrió una vida mucho más vibrante que la que esperaba hallar, tiene el sueño de poder filmar un día en la ciudad, en un otoño, cuando el calor que lo había cubierto de sudor al momento de llegar a nuestro estudio da paso al fresco y se produce el cambio de color de la vegetación, “filmar el momento en que los arces se ponen rojos”, nos dice.

El viernes 9 de agosto Llinás mantendrá un encuentro con el público, en las instalaciones del Cinéma Moderne, en el 5150 del boulevard Saint-Laurent, en Montreal. Los interesados pueden recabar más información en el sitio web de la sala, cinemamoderne.com

Mariano Llinás estuvo en diálogo con Luis Laborda.

Categorías: Artes y espectáculos
Etiquetas: , , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.