Agua no tan potable, ni fresca ni saludable. Foto: iStock.

Canadá: alarma por presencia de plomo en el agua potable

Cientos de miles de canadienses han estado expuestos a la ingesta de altos niveles de plomo, que se encuentra presente en los sistemas de agua potable de diversas regiones del país.

Así lo sostiene un reporte presentado por el Instituto para el Periodismo Investigativo, de la Universidad Concordia de Montreal.

Según los estudios llevados a cabo, los habitantes de ciudades como Montreal, en Quebec, y Regina, en Saskatchewan, entre otras, se encuentran entre quienes beben y cocinan con agua que les es suministrada por los servicios de potabilización locales, pero que registran la existencia de niveles de plomo considerados por encima de los aceptables para su salud.

Los resultados de la investigación fueron una sorpresa para muchos canadienses. Foto: iStock.

Las normas canadienses recomiendan nivles por debajo de 0.01 miligramos de plomo por lítro de agua.

La pesquisa reveló, además, que en algunos casos las autoridades no obligan a los entes respectivos a llevar a cabo los análisis y pruebas que aseguren la potabilidad del líquido que llega a hogares, hospitales, escuelas, guarderías infantiles, industrias y comercios.

Ni limpia ni saludable

En total, 120 periodistas pertenecientes a universidades y medios de comunicación se dedicaron durante un año a recolectar información sobre las mediciones de la presencia de plomo en las redes de agua de 11 ciudades canadienses.

Las conclusiones a las que llegaron permitieron establecer que, en el 33 por ciento de 12.000 estudios realizados, la presencia de plomo superó los niveles considerados seguros para los humanos.

Según el documento difundido por el Instituto en su sitio web, “Quebec es la única provincia que acostumbra a hacer salir el agua de grifo durante 5 minutos antes de tomar una muestra, lo que no facilita obtener una medida precisa del verdadero grado de exposición de la persona a la presencia de plomo”.

El mal estado de las cañerías es fuente de contaminación. Foto: Mackenzie Lad/Institute for Investigative Journalism/Concordia University via AP.

En Montreal, sostiene el mismo portal, la investigación reportó que cerca de 300.000 consumidores podrían haber estado expuestos al agua potable contaminada.

La Universidad Concordia recuerda que los quebequenses son los mayores consumidores de agua en el país, por lo que cualquier falencia en asegurar la calidad sanitaria de tal elemento podría traducirse en un problema mayor para la salud.

Estoy sorprendido” sostuvo Bruce Lanphear, un experto en materia de investigación en seguridad del agua, citado por la agencia The Canadian Press. Lanphear ha llevado a cabo diversas investigaciones sobre los efectos que la presencia de sustancias contaminantes en el líquido ingerido podría tener en fetos y niños pequeños.

El investigador destacó que en el caso canadiense se han detectado situaciones en los que los niveles de contaminación de las aguas son muy elevados comparados con casos considerados extremos, como el de la ciudad de Flint, en Michigan, Estados Unidos.

No todoss los municipios aseguran procesos de control fiables. Foto: Mackenzie Lad/Institute for Investigative Journalism/Concordia University via AP.

Un caso testigo

La ciudad de Flint, ubicada en los márgenes del río del mismo nombre, en el estado de Michigan, se hizo conocida en los primeros años de la década del 2000 cuando entró en crisis económica, lo que disparó el éxodo de población por un lado, pero también el incremento rápido y desmesurado de la actividad delictiva.

Además, tras ser declarada en emergencia financiera y catalogada como una de las ciudades más peligrosas de Estados Unidos, en 2015 se la colocó en emergencia de salud pública, debido a un brote de la enfermedad de la legionela, como consecuencia de los altísimos niveles de contaminación con plomo de las aguas de la ciudad.

La situación fue reflejada en la película Fahrenheit 11/9 del cineasta estadounidense Michael Moore.

La ciudad de Flint, donde la contaminación del agua con plomo fue considerada como extrema.. REUTERS/Rebecca Cook.

En la costa oeste  

El Instituto para el Periodismo Investigativo recuerda que la situación se presenta en otros puntos del territorio nacional.

Tal es el caso de la ciudad de Prince Rupert, conocida por sus riquezas naturales y faunísticas, que incluyen ballenas, osos y águilas. El lugar, que cuenta población en gran número indígena, reside en viviendas cuyas cañerías son viejas y presentan un grado importante de deterioro, al tiempo que es común la ingesta de agua de lluvia, que puede facilitar la presencia de plomo.

Sorpresa y preocupación

Los datos de la investigación fueron reveladores sobre todo para la población, acostumbrada a considerar la calidad de su agua potable como alta.

En algunos casos, los particulares reaccionaron con sorpresa a los datos brindados por los análisis sobre las muestras del agua de sus domicilios y aseguraron que en el futuro dejarán de ingerir el líquido que emana de sus grifos.

Los sistemas domésticos de filtrado no eliminan el plomo. Foto: Mackenzie Lad/Institute for Investigative Journalism/Concordia University via AP.

Del mismo modo, la sorpresa alcanzó a algunos especialistas, como es el caso de una experta en economía del agua, a la que le llamó la atención que los principales proveedores de ese elemento en el país no tengan como una práctica rutinaria la aplicación de anticorrosivos en las redes de suministro.

Por último, el Instituto resaltó que gracias a la investigación colaborativa de la que formó parte, diversas autoridades en todo el país ya han anunciado un cambio en las disposiciones que buscan asegurar la calidad del agua que consumen los canadienses.

Con material de The Canadian press / Instituto para el Periodismo Investigativo de la Universidad Concordia.

Categorías: Medioambiente y vida animal, Salud
Etiquetas: , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.