La planta en donde surgió el malentendido. Foto: iStock.

Alarma por falso accidente nuclear en Canadá

Una falsa alerta de emergencia nuclear provocó zozobra entre los pobladores de una localidad de la provincia canadiense de Ontario.

El último domingo en la mañana, un aviso sobre un presunto incidente ocurrido en una planta de generación eléctrica en Pickering, alimentada por energía nuclear, hizo que los habitantes se lanzaran a comprar píldoras de yoduro de potasio en masa.

El mensaje que puso en vilo a los habitantes de la región. THE CANADIAN PRESS/Graeme Roy

Normalmente hay entre 100 y 200 pedidos por mes de ese producto, según sostuvo la empresa de generación de energía provincial, pero en las horas que siguieron a la alarma, las ventas saltaron a 32.388 órdenes.

El hecho

El domingo 12 de enero, poco después de las 7 de la mañana, miles de pobladores de Ontario recibieron un mensaje de alerta sobre un accidente nuclear en la planta localizada en Pickering, a tan solo 40 kilómetros al este de Toronto, la ciudad más poblada del país.

Según una investigación en curso, un procedimiento de inspección de rutina y chequeo de los sistemas de alarma hizo que se envíe involuntariamente un mensaje a lo ancho y a lo largo de toda la provincia, advirtiendo sobre un problema en las instalaciones en cuestión.

Los mensajes llegaron a los teléfonos de miles de personas. THE CANADIAN PRESS/Sean Kilpatrick

Las primeras observaciones de la pesquisa, que se encuentra en curso, sugieren que un error humano podría ser el responsable del mensaje.

Como resultado de la situación, los ontarienses se volcaron a comprar las píldoras de yoduro de potasio, que sirven para contrarrestar los efectos de la radiación nuclear.

Remedios y peligros

El cuerpo humano absorbe regularmente la sustancia conocida como yodo, que obtiene a partir de la ingesta de alimentos. El yodo es esencial para el buen funcionamiento de la glándula tiroides, que produce hormonas esenciales para el buen funcionamiento del organismo.

Una fuga nuclear, que bien podría ser el resultado de un accidente como el que erróneamente se comunicó el domingo, puede provocar problemas de salud graves en los seres vivientes. Tal incidente liberaría en el ambiente yodo radiactivo que, al llegar a las personas, sería absorbido por la glándula tiroides, comenzando así un proceso cuya consecuencia más frecuente es la aparición de diversos tipos de cáncer.

Canadá prevé expandir su sector nuclear. REUTERS/Carlos Osorio.

El yodo radiactivo juega un rol central como isótopo y se encuentra presente en las fisiones nucleares.

El yoduro de potasio puede bloquear al yodo radiactivo e impedir que la tiroides lo absorba, en caso que la persona ya haya sido contaminada por la fuga.

Comunicado y disculpa

La empresa provincial de energía, Ontario Power Generation, emitió un comunicado en relación con el incidente.

El texto señala que “un alerta fue lanzado en la provincia de Ontario por error, declarando que había una emergencia en la Planta Nuclear de Pickering. La notificación fue realizada durante un ejercicio de entrenamiento de rutina, que fue llevado a cabo por el Centro de Provincial de Operaciones de Emergencia”.

La planta se encuentra en una zona adyacente a poblaciones. THE CANADIAN PRESS/Frank Gunn

Uno de los responsables del ente sostuvo que el mismo “cuenta con un proceso de notificación robusto y sofisticado, que se hubiera seguido inmediatamente en caso de un incidente ocurrido en la estación… Aseguramos al público que la planta está operando normalmente”.

La firma es la principal generadora de energía a nivel provincial y satisface las necesidades en la materia de cerca de la mitad de la población ontariense.

Canadá nuclear

Según la Asociación Nuclear Mundial, cerca del 15 por ciento de la electricidad en Canadá proviene de la energía nuclear. El país cuenta con 19 reactores, la mayoría ubicados en la provincia de Ontario, con una capacidad de generación total de 13,5 gigavatios.

El país tiene la intención de seguir expandiendo el uso de la energía atómica en su actividad, con la construcción de otros dos reactores prevista para un futuro cercano.

De todos modos, la electricidad generada a partir de las fuentes de energía hidráulica siguen ocupando el primer lugar: 393 teravatios por hora, contra 101 provenientes de recursos nucleares.

Las instalaciones ya han sobrepasado el plazo de su vida útil. Foto: iStock.

Según el Instituto Canadiense de Investigaciones Energéticas, los reactores nucleares contribuyen con 6.600 millones de dólares anuales al Producto Nacional Bruto, con ganancias para el gobierno de 1.500 millones y exportaciones que superan los 1.200 millones.

La industria de la energía atómica emplea a 21.000 personas de manera directa, a 10.000 bajo el rubro de contratistas y genera otros 40.000 empleos de manera indirecta.

Entre los años 1952 y 2006, el gobierno invirtió 13.260 millones de dólares en su programa nuclear.

El último reactor nuclear en la planta de Pickering, erigida hace casi medio siglo, será desactivado dentro del los próximos 5 años.

Fuentes: Ontario Power Generation / Asociación Mundial Nuclear / Instituto Canadiense de Investigaciones Energéticas / The Canadian Press.

Categorías: Política, Salud, Sociedad
Etiquetas: , , , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiqueta”.

Netiqueta
Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La «netiqueta» es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia o en uno de los dos idiomas oficiales, inglés o francés. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiqueta”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiqueta) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*