La gente hace cola en una oficina de Service Canada en Montreal el jueves 19 de marzo de 2020. La incertidumbre se cierne sobre el país a medida que las consecuencias económicas de la pandemia COVID-19 empujan a la economía hacia una recesión que algunos esperan que sea peor que la crisis financiera de 2008. LA PRENSA CANADIENSE/Paul Chiasson

Récord de desempleo en el mundo y en Canadá

Además de ser una amenaza para la salud pública, la pandemia de la COVID-19 está teniendo un efecto devastador en el trabajo y en los ingresos, a nivel mundial. La Organización Internacional del Trabajo, OIT, describe COVID-19 como “la peor crisis mundial desde la Segunda Guerra Mundial”.

Canadá también puso su economía en paro mientras intenta luchar contra el virus invasor COVID-19. Fábricas, negocios, restaurantes y otros están cerrados. Los trabajadores están obligados a permanecer en sus casas, muchos sin sueldo, mientras que otros no están seguros  si sus trabajos seguirán existiendo cuando la crisis pase.

El organismo internacional revela que las pérdidas potenciales de empleo en todo el mundo podrían ascender a 36 millones.

En su nuevo informe la OIT pone de relieve las regiones y sectores laborales más afectados por el coronavirus.

También avanza algunas posibles soluciones que tendrán que darse entre todos, “porque si un país fracasa” fracasan todos.

Estimaciones laborales

Más de cuatro de cada cinco personas en la fuerza laboral mundial vive en zonas afectadas por cierres parciales o totales de negocios, dice la OIT,  y su pronóstico es alarmante en cuanto que nos dirigimos hacia “un empeoramiento de la crisis con efectos devastadores” para las condiciones de trabajo.

Las nuevas estimaciones mundiales de la OIT apuntan a que en el segundo trimestre de 2020 habrá una reducción del empleo de alrededor del 6,7 por ciento en el mundo, el equivalente a 195 millones de trabajadores a tiempo completo.

Trabajadores en situación de riesgo desde una perspectiva sectorial

Los sectores más expuestos al riesgo se encuentran en los servicios de hospedaje y restauración, la manufactura, el comercio minorista y las actividades empresariales y administrativas, tal como se percibe en este cuadro. (Probabilidad media y alta de desempleo-OIT)

Estos sectores emplean a millones de trabajadores, a menudo mal pagados y poco calificados, en particular en el caso de los servicios de alojamiento y de servicio de comidas y del comercio al por menor. El riesgo económico se hará sentir con especial intensidad entre los trabajadores de estos sectores. Estos sectores emplean a 1250 millones de trabajadores en todo el mundo, lo que representa casi el 38 por ciento de la fuerza de trabajo mundial.

Trabajadores de la venta al por menor han sido despedidos en grandes cantidades en marzo y abril, ya que los cierres han causado una drástica reducción de la demanda de los bienes de consumo que venden. (Matias Delacroix/The Associated Press)

Regiones más afectadas por pérdidas de empleos

Las mayores pérdidas de empleos se darán en los Estados Árabes (8,1 por ciento, equivalente a 5 millones de trabajadores a tiempo completo), en Europa (7,8 por ciento, o 12 millones de trabajadores a tiempo completo) y en Asia y el Pacífico (7,2 por ciento, 125 millones de trabajadores a tiempo completo).

Se prevén enormes pérdidas en los distintos grupos de ingresos, en particular en los países de ingresos medios altos (7 por ciento o 100 millones de trabajadores a tiempo completo).

¿Qué hacer?

La OIT instó a los países a tomar medidas para permitir que las personas puedan seguir vinculadas a sus trabajos y evitar que muchas de ellas queden sin empleo.

“Las respuestas desde el ámbito político deben centrarse en la prestación de alivio inmediato a los trabajadores y las empresas, a fin de salvaguardar los medios de subsistencia y las empresas económicamente viables, en particular de los sectores más afectados y en los países en desarrollo, asegurando así las condiciones para una pronta recuperación con alto coeficiente de empleo una vez la pandemia haya sido controlada”.

“Claramente necesitamos esfuerzos para estimular la actividad económica con políticas fiscales y monetarias expansivas, eso es absolutamente esencial”, dijo Guy Ryder, director general de la OIT.

Ryder destacó iniciativas como los trabajos a tiempo parcial o medidas para reducir las horas de trabajo pero que de todas formas mantengan a las personas con una ocupación remunerada.

Canadá tendrá un récord de desempleo según el Conference Board de Canadá

A finales de marzo, el Conference Board de Canadá, un organismo independiente de investigación y sin ánimo de lucro, asumía que la mayoría de las industrias de todo el país estarán cerradas durante al menos seis semanas.

Y decían que, aún si las medidas de confinamiento eran suficiente para contener el brote, incluso ese corto plazo tendrá un fuerte impacto en la producción total del país, es decir, el Producto Interno Bruto.

Si este escenario se produjera, el crecimiento económico del país sería del 0,3% para el año 2020 en su conjunto.

Para tener una idea más clara, la economía de Canadá creció un 1,6% el año pasado.

Y a causa de la recesión causada por COVID-19 se sabe que habrá un récord de desempleo en el país.

El economista David Rosenberg de Rosenberg Research en Toronto, entrevistado por la revista MacLean’s dijo que la única certeza que tiene es que se está ante un profundo abismo económico.

«Se va a parecer al tipo de declive económico que vimos en los años 30.»

Últimos datos publicados este lunes indican que más de dos millones de canadienses se han registrado para recibir el subsidio de desempleo entre la última semana de marzo y la primera de abril.

David MacDonald, economista del Centro Canadiense de Políticas Alternativas, de Ottawa, dijo que esos números son probablemente sólo el comienzo.

«La situación sigue avanzando rápidamente: la gente que pudo estar empleada y encuestada el lunes podría haber sido fácilmente despedida para el miércoles. Es probable que haya que esperar que los datos de abril estén recopilados y publicados a principios de mayo para que veamos el cuadro completo de lo que sucedió en la segunda mitad de marzo».

La OIT apunta en la misma dirección

“Dada la falta de datos disponibles sobre las horas por trimestre de Canadá, y su estrecha vinculación económica con los Estados Unidos, para proyectar las horas trabajadas del Canadá se utiliza el coeficiente estimado de la relación entre el índice de Google Trends y las horas trabajadas en los Estados Unidos”.

La OIT reitera que hay escasez de datos pertinentes y por lo tanto incertidumbre. Pero es optimista en cuanto a que pronto llegarán datos coherentes de fuentes administrativas y de encuestas sobre el mercado de trabajo que aportarán una valiosa información estadística sobre las horas trabajadas.

Por consiguiente, la fiabilidad de las estimaciones aumentará con el tiempo a medida que el modelo utilice más datos.

Informe OIT- Pete Evans-CBC-Reuters

 

Categorías: Economía, Política
Etiquetas: , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.