En medio de los temores de contagio de COVID-19, los trabajadores en ambientes interiores densamente poblados coren riesgos de salud mientras no termine la pandemia, dicen expertos consultados El Hospital Charite, el hospital más grande de Berlín, se encuentra reflejado en la fachada de vidrio de un edificio de oficinas el 27 de marzo en Berlín, Alemania. El coronavirus y la enfermedad que causa, Covid-19, están teniendo un impacto fundamental en la sociedad, el gobierno y la economía en Alemania. Foto de Sean Gallup / Getty Images)

¿Como será el regreso a la oficina …cuando se regrese?

Después de incontables días de confinamiento a causa de la pandemia del coronavirus, la luz empieza a verse al final del túnel. Los países comienzan a “abrirse” lentamente a la economía, a la vida social, al regreso laboral. Funcionarios canadienses llaman a este período la “nueva” normalidad.

¿Cómo será el regreso a la “nueva normalidad” en el plano laboral? ¿Cómo se garantizará la protección a la salud de los trabajadores?

Son preguntas sobre las cuales diversos países están ya abocados a elaborar diferentes escenarios. No hay respuestas conclusivas, pero sí hay consenso en que ya nada podrá ser como antes de la aparición del Cvid-9. Y la frontera entre trabajo y hogar estará sujeta a muchos cambios.

Representación artística de cómo podría ser un nuevo lugar de trabajo físicamente distanciado. Además de una mayor distancia entre escritorios, el lugar de trabajo posterior a la pandemia podría incluir máscaras obligatorias, trabajo por turnos y alineaciones para tomar ascensores sin multitudes. (Gensler)

Distanciamiento sí, pero no obligatorio en Gran Bretaña

La BBC de Londres tuvo recientemente acceso a un borrador del gobierno británico con propuestas de diferentes escenarios pospandemia para reabrir los lugares de trabajo en el país.  

En uno de los documentos de estrategia del gobierno se señala la importancia de los empleadores de diseñar espacios que favorezcan la distancia social de dos metros entre los trabajadores…pero en la medida de lo posible.

Entre otras las medidas de seguridad que propone el gobierno británico figuran el acceso en todo momento a medidas de higiene, el uso de pantallas físicas y de equipo de protección, entre otros.

Los sindicatos manifestaron ya su preocupación no solo porque no se obligará al mantenimiento de dos metros de distancia, sino porque además pocas empresas tienen actualmente esos tipos equipo y la masividad para adquirirlo podrían llevar a que los equipos de salud tengan a su vez problemas de suministros.

El documento gubernamental contiene un párrafo llamativo: “quienes pueden trabajar desde sus casas deben seguir haciéndolo”. Eso da una pauta de que el gobierno piensa que el regreso a las oficinas como era antes de la pandemia, no se producirá hasta dentro de muchas semanas, incluso meses.

Regreso por etapas en España

Veamos en España, donde expertos del país e internacionales estuvieron debatiendo sobre el regreso a algo que nunca será como antes: las oficinas.

Según lo informa El País, los expertos prevén que la capacidad de las oficinas en acoger físicamente a los empleados como era antes se reducirá entre un 30% y un 50%. También, al igual que en Gran Bretaña, predicen que en los próximos meses habrá una combinación de trabajo en oficina con el teletrabajo en casa.

Los expertos creen que el regreso por etapas al trabajo no se iniciará antes de septiembre.

Guzmán de Yarza, responsable de Workplace Strategy de JLL para Europa, Oriente Próximo y África destacó los resultados de un análisis que la empresa hizo  desde el inicio del teletrabajo.

 “El teletrabajo ha mantenido la productividad en el sector de la oficina”, dice el experto. Y añade que “se ha demostrado que se puede trabajar a un nivel similar al anterior, con lo cual los directivos no tienen prisa en el regreso a las oficinas”.

Habrá que ver si los trabajadores piensan lo mismo.

Repensar la densidad” en Canadá

Uno de los problema que enfrenta Canadá, así como otros lugares del mundo, es la tendencia de ubicar a los empleados en aires abiertos, sin cubículos, muy cerca unos de otros, para ahorrar espacio y reducir costos.

Estos expertos post pandemia dicen que habrá que modificar esa tendencia, determinar espacios mayores para poder respirar, y mantener un distanciamiento físico entre cada uno de los trabajadores.

Estudios anteriores a la aparición de COVID-9  mostraban apoyados con cifras que los empleados que trabajan en oficinas abiertas se enferman más a menudo.

El término virus friendly (plaga de oficina) se hizo común mucho antes de que llegara el COVID-19, para describir el fenómeno cuando una gripe o un resfriado se propaga entre un grupo de trabajadores.

Ahora, en medio de los temores de contagio de COVID-19, esos tipos de ambientes interiores densamente poblados parecen muy peligrosos y quedan totalmente desaconsejados mientras no termine la pandemia coinciden los expertos consultados.

En una foto tomada el 9 de abril, los empleados se sientan detrás de pantallas protectoras como parte de las medidas preventivas contra el nuevo coronavirus COVID-19, mientras comen en una cafetería en las oficinas de la compañía de tarjetas de crédito Hyundai Card en Seúl. – (Foto de ED JONES / AFP a través de Getty Images)

Annie Bergeron es directora de diseño de la firma de arquitectura Gensler en Toronto.  Ella le dijo al radiodifusor público CBC que han creado una aplicación  que les permite ensayar diversos escenarios sobre las mejores condiciones para el distanciamiento físico en las empresas.

El objetivo número uno en la transición del regreso de los empleados al trabajo es «repensar la densidad» dice.

La herramienta utiliza «algoritmos generativos» que analizan en primer lugar el espacio pre pandemia y a partir de allí empieza el rediseño para cumplir con los objetivos de distanciamiento post pandemia.

Los escritorios pueden ser escalonados en niveles diferentes, dando a cada trabajador un mayor perímetro de espacio libre a su alrededor. Y sugiere que tal vez deberían modificarse los horarios de los trabajadores.

«Una de las estrategias que recomendamos para la reincorporación laboral es el trabajo por turnos de modo que sólo una parte de la fuerza laboral entre en un día determinado. También, encontrar el equilibrio entre el trabajo en casa y el trabajo en la oficina, de modo que no todo el mundo esté al mismo tiempo en la oficina».

Annie Bergeron directora de diseño de la firma de arquitectura Gensler

Uno de los elementos a tomar en cuenta que destaca tanto España como Canadá es el tema de los ascensores.

Hasta hoy lo que definía el número de personas que podían ingresar estaba delimitado por el peso en kilos. Eso cambiará por el número de personas, junto con líneas de distanciamiento social delante de los ascensores.

Estas y decenas de otras medidas están siendo analizadas para garantizar un regreso seguro al trabajo.

Responsabilidades compartidas

Richard Leblanc es profesor  de Ética y gobierno corporativo  en la Universidad de York, en Toronto.

En entrevista con el Toronto Star destaca los múltiples roles que tendrán que jugar las empresas y los diferentes niveles gubernamentales en el área de salud para garantizar un regreso seguro al trabajo.

En primer lugar, señala que los planes de seguridad para el regreso al trabajo -espacio entre los escritorios, uso de máscaras, estaciones de desinfección, uso de pasillos- es responsabilidad de las empresas grandes y pequeñas.

Richard Leblanc, profesor de ética y gobierno corporativo en la Universidad de York en Toronto

“Mientras que los funcionarios de salud federales, provinciales y locales establecerán las normas generales de retorno, cada organización tendrá que ajustar esos criterios a sus circunstancias únicas”.

Richard Leblanc

Así que los gobiernos establecen el marco y las condiciones que las empresas pueden adoptar o no, concluye.

Lo cierto es que, si bien los temas de seguridad son de competencia  de las direcciones empresariales y de los gobiernos, los trabajadores tendrán miedo al retorno. Por ellos y sus familias.

En un principio, mantendrán el distanciamiento requerido de dos metros como lo exigen las medidas de salud pública. Pero los expertos dicen que, pasado algún tiempo, las necesidades de roces, de compañía, de vinculación emocional laboral, y también de creatividad, llevarán a un regreso a la “normalidad” pero diferente. 

La prudencia seguirá jugando un rol central en las “nuevas relaciones”.

BBC-El País-CBC-Toronto Star

 

Categorías: Economía, Sociedad
Etiquetas: , , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.