El «Santuario» de José Figueroa

0 / 1863

 

Hace casi un año que José Figueroa vive en una iglesia de la ciudad de Vancouver, al oeste de Canadá. Allí ingresó como refugiado para buscar la protección del “Santuario” e impedir su deportación hacia El Salvador.

 

La decisión no fue fácil pero –según él- el único camino que le quedaba para evitar ser separado de su esposa y de sus hijos.

 

José Figueroa llegó a Canadá pidiendo refugio y su familia obtuvo el estatus pero él no fue aceptado por haber pertenecido “a una organización terrorista” el FMLN, hoy en el poder en El Salvador.

 

Su caso no es único y ha generado debates jurídicos y políticos porque muchos se preguntan: ¿Por qué se considera al FMLN terrorista si Canadá nunca lo incluyó en su lista?

 

La vivencia del salvadoreño ha sido dura y dolorosa porque aunque no lo hayan deportado –las autoridades migratorias han respetado el Santuario- su estadía en el templo religioso es permanente, como si estuviera detenido. Si sale de allí lo detienen y lo expulsan del país. Igual sucede con su compatriota Oscar Vigil.

 

Últimas noticias sobre el caso

 

En las últimas semanas se han conocido dos decisiones jurídicas que podrían ser un primer paso favorable para José Figueroa.

 

Dos jueces se han pronunciado sobre hechos que rodean su caso y en sus fallos jurídicos han dicho cosas que podrían dejar claro que el FMLN salvadoreño no fue nunca considerado como una organización terrorista por Canadá.

 

Esto dice José Figueroa sobre las decisiones jurídicas:

 

José Figueroa y su familia canadiense.

José Figueroa y su familia canadiense.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vea también «El caso José Figueroa y las contradicciones del gobierno canadiense» reportaje de Leonora Chapman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *