La lluvia helada es frecuente durante el invierno canadiense. THE CANADIAN PRESS/Graham Hughes

Fin de año bajo el hielo para regiones de Quebec

El sur de la provincia de Quebec amaneció el viernes 27 de octubre bajo un fino y resbaladizo manto de hielo, producido por la caída de lluvia helada en las últimas horas.

Las calzadas, autopistas, aceras y accesos a los edificios presentaban a primera hora del día una capa delgada, brillante y resbalosa de hielo, que hacía difícil la circulación de los vehículos particulares y el transporte público.

El brillo no es agua, es hielo, sobre una calle del Gran Montreal. Foto: Luis Laborda.

Pero también caminar se tornó complicado. La falta de adherencia del calzado, por la presencia de hielo, obligó a los transeúntes a utilizar unos apliques especiales bajo la suela de los zapatos, que tienen pequeños clavos que facilitan mantener el equilibrio y evitar las dolorosas y peligrosas caídas.

Tal como lo había anunciado la agencia canadiense de Medioambiente, varias regiones del oeste y sur de la provincia resultaron afectadas por el fenómeno.

La lluvia helada se produce cuando la nieve que se precipita desde gran altura se derrite completamente durante su caída y al toparse con una nueva capa de aire más frío vuelve a condensarse y se transforma en hielo, que se amontona sobre la calle, edificios, vegetación y toda otra superficie.

La agencia quebequense de Transporte emitió varias alertas y llamó a los conductores a extremar la prudencia, circulando a baja velocidad y con las luces encendidas, para reducir el peligro de colisiones y otros accidentes.

El fenómeno puede ser un problema para la red de suministro eléctrico. THE CANADIAN PRESS/Graham Hughes

Hasta el momento, el fin del otoño y la llegada del invierno presentan un escenario inusual en el este del país, donde la nieve caída ha sido escasa y las temperaturas templadas derritieron la que se había acumulado.

Días atrás les mostramos imágenes en torno a la sede de Radio-Canada y otros sitios de Montreal, con calles y veredas despejadas y el césped verde a la vista, algo que no ocurre en esta época del año, cuando lo habitual es que todo el paisaje esté cubierto por una capa de nieve densa.

La situación obligó a que la Navidad se celebre bajo un entorno distinto al normal y las actividades al aire libre, que para la época se vuelcan hacia deportes y juegos de invierno, se vieron también afectadas.

Según las previsiones meteorológicas, la lluvia helada seguirá cayendo a lo largo del día en el este de la provincia, afectando a localidades como Joliette, Trois-Riviéres, La Tuque y la Ciudad de Quebec.

Categorías: Medioambiente
Etiquetas: , , , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.