Afrocanadienses piden compensación por tierras concedidas en 1799 pero nunca reconocidas

Después de que los primeros colonos negros de Nueva Escocia llegaron a fines del siglo XVIII, el gobierno les dio lotes de tierra pero no escrituras legales para la propiedad.

Durante la Revolución Americana, la primera ola de Leales Negros, que en ese entonces eran esclavos en las 13 colonias al inicio de  Estados Unidos, llegó al norte atraída por la promesa británica de «libertad y una granja».

Sirvieron con las fuerzas británicas y se asentaron en algunas de las peores tierras, pero nunca recibieron títulos oficiales, como lo hicieron los colonos blancos.

Una segunda oleada de refugiados negros siguió a la Guerra de 1812 y se estableció en Nueva Escocia, Canadá, en circunstancias igualmente vagas.

A lo largo de las generaciones, las familias han pagado impuestos e hicieron solicitudes al gobierno.

En 1963, se suponía que la Ley de Aclaración de Tierras debía rectificar los precarios arreglos de vivienda.

No ha cambiado mucho hasta la presentación de un informe de la ONU sobre Derechos Humanos en septiembre de 2017.

El documento original de una concesión de tierras en 1787 a Thomas Brownspriggs y otros 73 Leales negros. (Archivos de Nueva Escocia)

Un grupo que representa a residentes negros en la comunidad rural de la provincia canadiense de Nueva Escocia en Lincolnville quiere que el gobierno provincial les compense por la tierra que le fue otorgada a los Leales Negros a fines del siglo XVIII, pero que luego fue entregada a los acadianos.

El lote vacío en North Preston, Nueva Escocia, ha estado en manos de la familia de Elaine Cain durante muchos años, una conexión que despierta en ella un vínculo sentimental con esa tierra.

Pero a pesar del hecho de que su familia pagó impuestos a la propiedad por mucho tiempo, nunca han tenido la escritura.

En el mes de septiembre Cain dio la bienvenida a un anuncio del gobierno de Nueva Escocia de que proporcionará fondos para ayudar a las personas de cinco comunidades históricamente negras a obtener propiedad legal sobre tierras que han reclamado como suyas durante generaciones. Pero el camino no será fácil.

Elaine Cain, de North Preston, quiere comenzar el proceso para obtener el título legal de la tierra que ha estado en su familia por generaciones. (Paul Poirier / CBC)

James Desmond preside el Lincolnville Reserve Land Voice Council. En la década de 1990, cuando Desmond trabajó como oficial de desarrollo, realizó algunas investigaciones con el Museo de Nueva Escocia sobre la llegada y el asentamiento de Lealistas Negros en el condado de Guysborough después de la Revolución Americana.

Los documentos mostraron que en 1787, 1,200 hectáreas de tierra se le otorgaron a Thomas Brownspriggs, un maestro y predicador laico, y a otros 73 hombres negros que llegaron al área con 50 mujeres y 51 niños.

Doce años después, le dijo Desmond al radiodifusor público CBC, más de 1.100 hectáreas de la tierra fueron «reconcedidas» a los acadianos.

«La excusa del gobierno fue que, en ese momento, era que no sabían que la tierra ya había sido otorgada a los Leales Negros», dijo Desmond.

Desmond dijo que el impacto económico de la pérdida de la propiedad fue grande para los residentes de la pequeña comunidad rural porque les quitaron tierras fértiles y perdieron el acceso a la pesquería.

«Sus vidas podrían haber sido mucho más fáciles porque habrían tenido mucha tierra fértil, mucha madera que podrían haber usado para mejorar sus vidas «, dijo.

«Siento que el gobierno no estuvo a la altura de su acuerdo. Antes de que podamos avanzar hacia el futuro, los errores del pasado deben ser considerados, deben ser resueltos».

El Consejo  Lincolnville Reserve Land Voice no ha solicitado formalmente la obtención de un título bajo la Ley de Aclaración de Títulos de la Tierra de Nueva Escocia, porque la propiedad está ocupada por otros. Aun así, Desmond dijo que estaba preocupado.

El gobierno de Nueva Escocia está «mostrando un patrón del racismo sistémico y la injusticia que se ha mostrado hacia los negros en el lugar con respecto a su tierra», dijo.

Un portavoz del Departamento de Recursos Naturales, uno de los departamentos que maneja los asuntos relacionados con el título según la ley, dijo que no haría comentarios sobre casos individuales.

Luchando por otras tierras

El consejo ha actuado según la ley  para obtener el control de tierras separadas dentro de las dos áreas anteriormente identificadas como Reserva Uno y Dos, y Shepherd Lake. Desmond le dijo al radiodifusor público CBC que el objetivo es «determinar nuestro propio destino y no dejar que la provincia de Nueva Escocia determine nuestro destino».

«Mucha gente quiere regresar al lugar para que tengamos el poder de comenzar a desarrollar nuestra área y expandirla para el desarrollo económico», dijo.

«Tuvimos una discusión sobre la construcción de cabañas alrededor del lago para alquiler durante los meses de verano e invierno, también utilizando el lago durante el verano y los meses de invierno para diferentes actividades».

Nueva Escocia ayudará a los negros a obtener títulos de tierras

Lincolnville es una comunidad negra histórica en el condado de Guysborough. (Rev. Elaine Walcott)

En septiembre pasado, la provincia anunció que gastaría $ 2.7 millones durante dos años para ayudar a los residentes de cinco comunidades históricamente negras a obtener un título legal sobre la tierra.

La provincia contratará a dos personas a fines de febrero para ayudar a la gente con sus aplicaciones. Nova Scotia Legal Aid y un topógrafo además de un técnico topógrafo, también proporcionarán servicios gratuitos.

Esas comunidades incluyen North Preston, East Preston, Cherry Brook y Lake Loon en el Municipio Regional de Halifax, y Lincolnville y Sunnyville en el Condado de Guysborough.

Después de que los primeros colonos negros de Nueva Escocia llegaron a fines del siglo XVIII, el gobierno les dio lotes de tierra pero no escrituras legales para la propiedad. A lo largo de los años, la tierra pasó a los miembros de la familia. Aunque muchos pagan impuestos sobre su propiedad, nunca han llevado a cabo las escrituras.

«Esto ha estado en la mente de las personas durante mucho, mucho tiempo, probablemente se remonta a varias generaciones y es la idea de decir basta», dijo Wayn Hamilton, director ejecutivo de la Oficina de Asuntos Africanos de la provincia de Nueva Escocia.

«Hay varios departamentos que realmente están uniendo esfuerzos para tratar de encontrar la mejor manera de asegurarnos de que todos los que se presenten, tratemos de descubrir cuál es el mejor camino para que obtengan ese título claramente».

Dos niños posan en 2016 frente a lo que queda de Africville, una comunidad que una vez fue vibrante en Halifax, Nueva Escocia. © Archivos de Nueva Escocia / Bob Brooks

Informe de la ONU apoya a las comunidades afrocanadienses

El proceso para determinar la propiedad legal, que incluye una investigación de la tierra, puede costar alrededor de $ 10,000, dinero que muchas personas dicen que no pueden pagar.

Un grupo de trabajo de las Naciones Unidas dijo que tanto la provincia como el gobierno federal deben hacer más para ayudar a los afrodescendientes de Nueva Escocia a obtener un título legal.

En un informe, el grupo de trabajo de expertos en afrodescendientes dijo que le preocupa la falta de implementación de la Ley de Aclaración de Títulos de Tierras de Nueva Escocia, que está destinada a ayudar a las personas a obtener títulos sobre las tierras en las que viven.

Leonora Chapman, RCI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Compartir

Luc Simard – Director de la Diversidad y de Relaciones Ciudadanas de Radio-Canadá

Vidéos • En francés

Visítenos

RCI • Radio Canada International

Su opinión sobre el mes de la Historia de la Negritud

El mes de la Historia de la Negritud se celebra solo en Norteamérica y el Reino Unido. ¿Piensa usted que debería celebrarse en todo el mundo?

Ver resultados